sábado, 18 de mayo de 2019

Reseña Deja cantar a la muerte

DEJA CANTAR A LA MUERTE

Título original: Deja cantar a la muerte
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Editorial: Crossbooks/Destino
Páginas: 336
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788408207986
Saga: -
Precio: 14.96 €

Muchas gracias a DESTINO/CROSSBOOKS por el ejemplar.

SINOPSIS:
El miedo puede paralizarte y borrar tus sueños. Christine lo sabe muy bien. Tras la muerte de sus padres, su gran apoyo, se siente incapaz de luchar por sus sueño: La música.
Sólo se siente libre durante las excursiones secretas que lleva a cabo con unos amigos a los subterráneos de París, un laberinto prohibido lleno de leyendas...En ese universo bajo tierra, alguien la ha oído cantar: Un ser oculto tras una máscara, repudiado por todos, quien, impulsado por su voz y el deseo de romper su soledad, le ayudará desde las sombras a vencer sus miedos.
Pero todo tiene un precio, y el desconocido, mitad genio mitad monstruo, espera que Christine le acompañe a su reino misterioso para siempre.
¿Se enfrentará a él o se verá seducida por ese mundo de tinieblas?

OPINIÓN PERSONAL:
Deja cantar a la muerte es una historia que estaba deseando leer por dos motivos, el primer es, sin duda, porque nos encontramos ante un retelling de la historia El fantasma de la ópera, una obra que me encantó y que, sin duda, todo lo que salga relacionado con ello estoy deseando leerlo, en especial, en este caso pues es más orientado a un público juvenil. Por otra parte, estaba deseando volver a probar la pluma de Sandra, su autora, hace tiempo que leo sus obras y lo cierto es que tiene una manera de escribir completamente exquisita y profesional. Tras terminar Deja cantar a la muerte tengo que decir que es una historia buena, una obra con elementos muy positivos que me ha gustado mucho pero que, también es cierto, que tiene elementos que no me terminaron de convencer y que, con todo lo  bueno, comentaré a lo largo de esta reseña.

Si bien es cierto que, de normal, comienzo con las partes positivas, debido a que una de las partes que le he encontrado negativas se encuentra en la parte inicia del libro, creo que, en este caso, es mucho mejor comentar las negativas para luego continuar con las positivas. Una vez que comenzamos Deja cantar a la muerte nos encontramos con unos capítulos un tanto confusos, lo cierto es que me han resultado tan sumamente poéticos que se me han hecho bastante difíciles y me ha costado conectar con la historia y con los protagonistas pues son unos capítulos que, aunque si es cierto que dan información, no dejan de ser introductorios a lo que la obra nos quiere contar y, de esa manera, siempre es algo más aburrido. La verdad es que pensé que no avanzaba pero, por fin, pasadas unas 50 páginas la obra comenzó a cobrar sentido, pasamos este mal bache y es entonces cuando te adentras por completo en la historia y conectas con los personajes pero no me ha gustado nada esas primeras páginas tan confusas que, aún ahora, me hacen pensar y me siento un tanto agobiada con ellas. Otro punto que he considerado bastante negativo es que es una historia oscura, obvio y muy lógico, pero también es verdad que esta oscuridad va más allá y termina por ofrecernos una obra fría, sin sentimiento, pese a los momentos duros o a lo que se nos narra de la historia de Erik, el protagonista, no sentiremos absolutamente nada e incluso siendo una historia que trata problemas muy duros será lo mismo, es una obra que, pese a ser buena y estar bastante bien llevada desde la página 50 en adelante, es muy fría y carente de sentimientos por lo que dejará indiferente al lector aunque, en general, nos guste la historia. Esas dos partes son las únicas que no me han gustado por lo que es momento de continuar con los elementos buenos que conforman esta historia. Deja cantar a la muerte es una historia sumamente dramática, toca problemas de la vida real y los mezcla con la fantasía y con ese aire juvenil que hará las delicias de todos los lectores con la increíble mezcla de géneros que nos encontraremos en esta historia. Por un lado, nos encontramos con una historia real, nos habla de la pérdida, la superación y la lucha por lo sueños, por otro tenemos la fantasía, dada por todo lo relacionado con Erik, El fantasma de la ópera, y, por otro, nos encontramos con una obra con personajes juveniles, lo que hace que, para mí, sólo por estos tres elementos, sea una historia muy buena. Además, no puedo menos que alabar a la autora pues ha creado un retelling magnífico, bastante fiel a la obra original y con ese toque, como he dicho tantas veces, juvenil pero que, a la vez nos veremos rodeados por un aire de oscuridad durante toda la historia y esto, unido al hecho de que es una obra con grandes descripciones de hechos o lugares, darán pie a que, en ocasiones, sea una historia espeluznante, casi de terror, pero que, a medida que avanzamos en ella, vemos que tiene el punto justo de todos los ingredientes buenos y que la autora ha sabido equilibrarlos a la perfección. Bien es cierto que, Deja cantar a la muerte es una historia que posee momentos muy duros, incluso hasta peligrosos pero, sobretodo, es una obra de superación y de autoconocimiento, pues nuestra protagonista, Christine, durante toda la historia evolucionará como persona y como artista, hasta convertirse en una auténtica adulta que posee sus propias ideas y que puede valerse por si misma. Por otro lado, Deja cantar a la muerte es una historia que posee un toque de misterio relacionado con algunos temas por lo que, pasando las fatídicas primeras 50 páginas, el lector sentirá muchísima intriga con estos temas que se irán resolviendo poco a poco a lo largo de la historia aunque, como digo, serán muy duros, en especial, la historia de Erik que se nos narrará desde su nacimiento hasta la actualidad a lo largo de toda la historia y creo que la autora, con esta parte, ha hecho un trabajo exquisito. Por otro lado, todos y cada uno de los personajes que aparecen en la historia están sumamente bien creados y caracterizados por su manera de hablar, una vez más he de alabar a la autora porque cuando se trata de un retelling siempre es más difícil darle forma a los personajes que lo conforman y, en esta ocasión, ha sido una auténtica maravilla el poder leer y conocerlos pues serán muchos y muy variados, con distintas personalidades. Con respecto al final debo decir que, aunque el esperado, lo cierto es que me hubiera gustado que fuese de otra forma, como digo era algo que me esperaba que sucediera pero no deja de ser un final que, aunque acertado, si es cierto que tendríamos la pequeña esperanza que fuera distinto y tuviera un final increíble y romántico, cosa que no ha pasado y, a riesgo de repetirme, lo he entendido a la perfección.

La pluma de la autora, como he comentado, ha sido uno de los elementos por los que deseaba leer este libro y es que tiene una forma de escribir elegante, poética y sumamente profesional. La pluma es delicada pero muy oscura y lo cierto es más que un libro parecía que estuviésemos leyendo un poema y es que logra introducirse tan bien en la piel de los personajes que, sin duda, estoy deseando repetir con otra de sus historias que, aunque esta tiene partes negativas, lo cierto es que la pluma de su autora es una de las positivas.
El ritmo, por otra parte, es completamente irregular en las primeras 50 páginas por lo ya comentando al inicio de la reseña por lo que la lectura será mucho más lenta y aburrida pero, con respecto al resto de la historia, se vuelve mucho más rápida y amena y, por suerte, incluso adictiva.
La narración, a su vez, está hecha en tercera persona desde los distintos puntos de vista de los personajes más importantes pero, si es cierto que, en su mayoría, nos encontramos con una narración desde los puntos de vista Erik y Christine lo que es lógico pues son los protagonistas de esta historia.

La edición, en su interior, es muy sencilla, destaca al inicio de cada capítulo al poseer el título en una letra antigua preciosa y, a la vez, por tener una frase de El fantasma de la ópera, algo que me ha encantado. Con respecto a la portada, tengo que decir que es maravillosa, elegante, delicada y, a la vez, muy atractiva a la vista, creo que es una auténtica delicia y un grandísimo acierto.

En conclusión, Deja cantar a la muerte es una historia buena, una obra que mezcla fantasía, realidad y un toque juvenil que da lugar a una obra llena de momentos dramáticos, momentos peligrosos, mucho misterio y, sin duda, unos personajes sumamente bien creados y caracterizados por su manera de hablar. Con un toque muy oscuro que, en ocasiones, parece que estemos leyendo un libro de terror, un final que, aunque esperado, la verdad es que me hubiera gustado que fuese de otra forma y la pluma de una autora que es completamente maravillosa, exquisita y llena de elegancia, Deja cantar a la muerte es una historia que, para mí, decae por ser fría y no poseer nada de emoción ni sentimiento y, por otra parte, por tener un inicio de historia demasiado confuso, aburrido y con ritmo irregular que, por suerte, termina pasando las primeras 50 páginas aproximadamente.

BUENO



sábado, 11 de mayo de 2019

Reseña Sherwood

SHERWOOD

Título original: Sherwood
Autor: Meagan Spooner
Editorial: La Galera
Páginas: 430
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788424664411
Saga: -
Precio: 17.50 €

Muchas gracias a LA GALERA por el envío.

SINOPSIS:
Robin de Locksley ha muerto.
Cuando llega la noticia de su muerte, Lady Marian no sabe cómo salir adelante. Como prometida de Robin, tenía libertad para ser ella misma y evitar las asfixiantes reglas de la sociedad. Pero ahora Marian no tiene ni voz ni voto. La gente de Locksley, perseguida por el sheriff de Nottingham, está condenada a vivir en la pobreza o a morir en la horca. 
Pero cuando Marian se pone la capa verde de Robin y toma su espada y su arco para salvar a un criado, lo último que esperaba es que la gente creyera que Robin ha vuelto de Tierra Santa para liberar a la gente de Nottingham. 
Así que Marian deberá decidir si crea su propio destino y se convierte en su propia heroína... Se convierte en Robin Hood.


OPINIÓN PERSONAL:
Sherwood es una historia que estaba deseando leer por dos motivos claros, el primero es que amo la historia de Robin Hood y Lady Marian, me parece una de las historias más bellas y especiales que hay y, en este caso, aunque no estará Robin según se nos indica en la sinopsis, si es cierto que el personaje, en si, de Marian me parece completamente fascinante por lo que, sin duda, me parecía una apuesta segura. El otro motivo es que ya había probado con anterioridad la pluma de Meagan Spooner y estaba deseando poder repetir y es que tiene una manera de escribir tan profesional y elegante y logra conectar tan bien con el lector que es una pluma completamente deliciosa. Tras terminar Sherwood puedo decir que es una historia maravillosa, una obra llena de buenos ingredientes que me ha sorprendido muy gratamente y, la verdad, me hubiera gustado que tuviese una continuación. Aunque es una obra increíble con muchísimos elementos buenos, también es cierto que hubo pequeños detalles que no me terminaron de convencer pero que, aún así, no menguan lo buenísimo de esta historia.

Sherwood comienza con un prólogo terriblemente duro e impactante, comienza con la muerte de nuestro querido héroe, Robin Hood, por lo que, desde ese momento, sabremos que nos vamos a encontrar con una historia intensa y llena de sentimientos pues, siendo sincera, desde el primer momento que comencé a leer la historia y cuanto más avanzaba en ella tengo que destacar que, como es obvio, nos encontramos ante un drama muy grande con elementos típicos del mismo pero, a la vez, ya desde la primera página, sentimos la emoción, el sentimiento que la autora nos transmite y que nos dejará sin palabras ante una de las muertes más tristes que un lector puede presenciar y si pensamos que con eso se acabara lo de sentir emociones en esta historia, estaremos muy equivocados. El sufrimiento de Marian se hará patente de forma tan fuerte que tocará el corazón de los lector, Robin y ella eran uno y, por eso mismo, la pasión que encontrábamos en nuestro querido Robin Hood la veremos claramente reflejada en Marian. Antes de continuar tengo que destacar que la protagonista de esta historia, al igual que toda la trama en sí, nos regalará una obra de evolución tanto en personalidad como en elementos de la historia que será brutal y es que, si bien es cierto que comparte muchas de las características de Robin, no las sacará a la luz hasta que los hombres de éste así como sus seres queridos lo precisen de tal manera que pasará de ser una lady a ser una auténtica heroína que nos dejará sin palabras por su valentía, su fuerza, su personalidad, en general, pero, sobretodo, su destreza en combate y, por supuesto, con el arco. Lo cierto es que Sherwood es una historia cargada de personajes todos muy variados y con distintos caracteres pero, si tengo que destacar algo, es que la autora los ha creado y caracterizado tan bien por su manera de hablar que nos dejarán sin palabras pues, aunque no se nos indique quien habla, lo cierto es que sabremos quien es en todo momento. Por otro lado, hubo un personaje que, de cara a la final, me ha sorprendido gratamente, es un personaje no muy querido por los lectores pero que, sin duda, en el final será el personaje más revelador de toda la historia y nos dejará sin palabras y completamente impactados, de ahí que el final sea tan fuerte, inesperado y lleno de sorpresa, en gran parte, sin duda, gracias a la revelación o revolución de este personaje. Como no podía ser menos, nos encontramos con una historia de fantasía y, como tal, tiene elementos fantásticos pero, a la vez, también históricos pues todo lo referente a las Cruzadas y demás si ocurrió en la realidad de tal manera que nos encontramos con un auténtico crossover, una mezcla perfecta de géneros que nos dejará sin palabras. Ahora bien, continuando con los elementos que conforman Sherwood no podía menos que destacar las grandísimas descripciones de hechos o lugares que nos trasladarán, de inmediato, a ese maravilloso bosque de Sherwood, al  increíble pueblo de Locksley y a los palacios o casas señoriales muy típicas de la Edad Media de tal forma que seremos uno más con la historia y la viviremos intensamente, en especial, cuando se hacen estas descripciones que nos hacen soñar. Casi desde el primer momento, Sherwood es una historia de acción, con momentos puntuales de peligro y situaciones muy al estilo Edad Media, por lo que aunque hay páginas en las que no ocurre nada, en su gran mayoría nos encontraremos con una protagonistas ideando un plan o bien llevándolo a cabo de tal manera que casi por completo no se dará tregua al lector. Muchísimo drama por la pérdida de un ser querido, la injusticia con el pueblo, la acción y el peligro, son algunos de los elementos que más destacan de esta historia pero, para mí, el primordial es, sin duda, que nos encontramos con una obra que cuenta lo que podría suceder si Robin Hood muriese en las cruzadas del rey y como quedaría el pueblo a la par que su prometida y, aunque es triste, creo que la autora se ha ceñido bastante bien a lo que la historia pedía como continuación y, aunque si es cierto que sentiremos el vacío de Robin por todas partes, también es verdad que la historia es bastante impresionante y muy acertada.
Ahora bien, tras decir todo esto, le he encontrado dos partes un tanto más negativas a la historia o, al menos, en lo que a mi opinión se refiere. Desde el inicio del libro y a lo largo de todo el mismo nos encontraremos con trozos entre capítulos de la historia de Robin y Marian, como se conocieron y como evolucionó su historia de amor, por ese motivo y siendo sincera pensaba que la autora nos sorprendería con un giro en la trama radical en cuanto al destino del Robin, algo que no ha ocurrido y que en parte me ha decepcionado pues es como si lo hubiese esperado durante toda la historia. La otra parte es que pese a ser una obra increíble para la que sobran las palabras, creo que hay partes que tiene excesiva narración, no sucede nada, no hay descripciones y son como partes para rellenar el hueco lo que me parece innecesario pues es una obra increíble aunque no tuviera este relleno. Por todo lo demás, Sherwood es una de las mejores adaptaciones que he leído, hasta el momento, de la historia de Marian y, como he comentado, si que me encantaría que esta obra tuviese una segunda parte.

La pluma de Meagan, la autora, es maravillosa, me enamoró sin remedio cuando la leí por primera vez y en esta historia, Sherwood, me ha dejado sin palabras. Tiene una forma de escribir cuidada, elegante pero con un toque antiguo que, sin duda, se ve reflejado en la historia. Su pluma es tan sencilla pero a la vez tan directa y envuelve al lector de tal manera que, con sus descripciones, hará que se sienta formar parte de la obra, además que hay que agradecer lo fiel que ha sido a algunos elementos de la propia historia original por lo que, sin duda, estoy deseando repetir no sólo con más historias suyas sino con una continuación de esta historia que nos dejará con muchas ganas de más.
El ritmo, por otra parte, es un tanto irregular, en general, es bastante ágil y constante pero, como ya he comentado, hay partes en donde no ocurre nada y es pura narración que no aporta absolutamente nada y eso hace que el ritmo se ralentice por lo que se puede considerar que hay alguna que otra parte más aburrida.
La narración, a su vez, está hecha en tercera persona desde el punto de vista de Marian, la protagonista, otro acierto pues en las historias de fantasía o ciencia-ficción este hecho es muy común por aportarle elegancia a la obra.

La edición, en su interior, es muy sencilla, en general, pero destaca por tener unas hojas al inicio de cada capítulo y, por otra parte como ya he comentando, la historia de Robin y Marian en pasado viene dada en unas hojas grises como con gotas de lluvia, una auténtica maravilla. Con respecto a la portada decir que es IMPRESIONANTE, preciosa, elegante, delicada pero, a la vez, llena de fuerza y muy atractiva a la vista, creo que ha sido un grandísimo acierto por parte de la editorial el haber conservado la original.

En conclusión, Sherwood es una historia maravillosa, un increíble retelling de la historia de Robin Hood y Lady Marian que hará las delicias tanto de los fans de esta historia como de los que no pues es una obra verdaderamente preciosa, llena de fuerza y muchísimo drama a la par que acción y grandísimas descripciones de hechos o lugares que transportarán al lector a la historia misma. Con una mezcla de géneros IMPRESIONANTE dado, por un lado, por la fantasía que posee y, por otro, por los hechos históricos que se nos narran y que, efectivamente, sucedieron en la realidad, Sherwood posee además personajes sumamente bien creados y caracterizados por su manera de hablar, una protagonista para la que sobran las palabras pues es una auténtica rebelde para la época en la que se encuentra, está llena de fuerza y determinación  que nos sorprenderá durante toda la historia y la pluma de una autora que es elegante, delicada pero con un toque antiguo, Sherwood es una historia que, para mí, decae por tener páginas con exceso de narración en las que no sucede nada y por que, de alguna manera, estaremos esperando un grandísimo giro en la trama que terminará por no suceder y será una pequeña decepción.

CASI MÁGICO



lunes, 6 de mayo de 2019

Reseña Damisela

DAMISELA

Título original: Damsel
Autor:  Elana K. Arnold
Editorial: Gran travesía
Páginas: 310
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788494799792
Saga: -
Precio: 16.95 €

Muchas gracias a GRAN TRAVESÍA por el ejemplar.

SINOPSIS:
La tradición ha existido desde que se tiene memoria: cuando el padre del príncipe heredero fallece, éste deberá aventurarse en las tierras más inhóspitas, vencer a un dragón feroz y rescatar a una doncella para hacer de ella su prometida. Así es como ha sido siempre, como tiene que ser. 
Sin embargo, cuando nuestra damisela despierta en los brazos del príncipe Emory, ella nada sabe sobre esto. No tiene recuerdo alguno de lo que sucedió antes de ser capturada por el dragón, o de los horrores a los que debió enfrentarse en su guarida. Ella sólo conoce a este atractivo príncipe, la historia que él cuenta de su rescate y el destino que le espera a su lado.
Pero tan pronto como pasa la primera noche en el reino de Harding, comienza a darse cuenta de que no todo es lo que parece, que hay muchos misterios desconocidos acerca de las leyendas de los dragones y las damiselas en peligro, y que la mayor amenaza para su vida empieza a partir de ahora.


OPINIÓN PERSONAL:
Damisela es una libro que estaba deseando leer por dos motivos. El primero es que, una vez que leí su sinopsis me quedé completamente prendada de ella y es que nos ofrecía una historia que parecía un cuento clásico pero que, a la vez, estaba lleno de intriga y prometía ofrecernos una historia muy original y especial. Por otro lado, como siempre digo, estoy deseando probar la pluma de nuevas autoras, en este caso, la de Elana K.Arnold y ver que nos podía ofrecer. Tras terminar Damisela puedo decir que es una obra tremendamente original que me ha gustado muchísimo, es una historia cargada de buenos elementos, que comentaré a lo largo de toda la reseña, y cuya pluma de la autora me ha sorprendido gratamente. También es cierto que hubo algún detalle que no me terminó de convencer y que, por supuesto, iré contando a lo largo de esta reseña.

Damisela es una historia que empieza como los cuentos antiguos, de forma pintoresca en donde un príncipe, ya convertido en rey, irá a destruir a un dragón para conseguir a la damisela que éste guarda celosamente. Lo cierto es que durante unos capítulos la historia que se nos narra tendrá que ser acerca de la historia del príncipe y de la historia de la damisela que ha tenido lugar por muchos por lo que, de alguna forma, se nos dará introducción a la trama pero, lo que tengo que destacar es que esta oficialmente no comenzará hasta que, por fin, la damisela a la que el príncipe llamará Ama, se despierta. Ahora bien, nos damos cuenta, rápidamente, que entre la salvación y el despertar hay un grandísimo hueco en blanco, preguntas que los lectores nos haremos y que no harán sino crecer con todas las dudas que le surgen a la protagonistas. De esta manera, casi desde el principio, nos encontramos ante una historia llena de intriga y misterio, una historia que, si bien es cierto que tiene tintes a cuento de hadas, también es verdad que, en ocasiones y gracias a la personalidad de la protagonistas, veremos como esto se desdibuja de una manera brutal y es que nuestra querida damisela no es tanto una joven desvalida como se hace creer al lector sino que es una joven que esconde un fuego interior, muchas preguntas que quiere resolver y un grandísimo fallo en la memoria que, poco a poco, se irá descubriendo aunque no será hasta el final cuando realmente tendremos confirmación de lo que los lectores iremos sospechando a lo largo de la historia. Damisela es, además, una historia que se desarrolla, a mi entender, en la Edad Medida, tanto por las costumbres tan sumamente machistas y fuera de lugar, como por el hecho de todo lo relacionado con príncipes y princesas a la par que ese toque de fantasía dado por un ser mitológico tan importante como es un dragón. De esta manera, como ya he comentado, Damisela es una historia original por varios motivos, el primero es que, si bien es cierto que nos encontramos prácticamente en una época prehistórica en donde los hombres lo mandan todo, también es cierto que nos topamos con una joven curiosa, valiente y a la vez que logra dar esa vida a la historia, rebelarse en ocasiones y causar admiración en los lectores. No he de negar que, además, es una obra tremendamente dramática por los hechos que se suceden y que a mi, personalmente, me han parecido bastante duros más por la forma de escribir de la autora que es muy directa y sin ningún tipo de contemplaciones por lo que está bien justificado la advertencia de que este libro puede afectar a personas demasiado sensibles. Otros elementos que aparecen en Damisela y que son muy importantes es que, por motivos que no comentaré, es una historia que, aunque no lo parezca, invita a la reflexión, al aprendizaje y da mucho que pensar al lector pero, además de eso, tiene otros elementos como momentos puntuales de acción, momentos de gran intensidad y dureza y, a la vez, es una historia que me ha sorprendido a medida que avanza por los grandísimos giros en la trama que posee. Aún así, el toque a cuento antiguo estará presente durante toda la historia pero tengo que destacar, por encima de todo, que lo que más me ha gustado de toda la historia, para mí, ha sido el final. En ese momento rompe por completo todos los estándares de los cuentos de hadas, nos ofrece una grandísima revelación acerca de algo que ya sospechamos y la damisela nos dejará sin palabras y completamente impactados. Creo que ha sido un final increíble que, para mí, ha sido la mejor parte de la historia, junto con la protagonistas, Ama, y creo que junto con todo lo que acabo de comentar, hacen que Damisela sea una historia sumamente buena y, como he dicho, muy original. Destacar, por otra parte, que todos los personajes que aparecen en la obra están muy bien caracterizados por su manera de hablar y muy bien creados, algo que hay que agradecerle enormemente a la autora.
Ahora bien, aunque es un libro muy bueno, también es cierto que, para mí, ha sido una historia que no me ha transmitido absolutamente nada, es una historia muy fría y no he podido empatizar con ningún personaje ni con la protagonista de tal manera que, aunque he visto de manera objetiva las partes positivas, en lo que se refiere a la historia propiamente tengo que decir que no transmite nada, es una obra plana en cuanto a emoción y esto, unido a que la pluma de la autora tampoco me ha gustado, ha hecho que, en una pequeña parte, me haya decepcionado. También es verdad que yo, personalmente, soy muy partidaria de las historias que tiene un toque romántica y, en esta ocasión, ésta tenía todo menos eso y, en parte, lo entiendo por como se desarrollaron los hechos pero sigue siendo otra pequeña decepción para mí.

La pluma de la autora, como he comentado, no me ha gustado, si bien es cierto que escribe con un toque antiguo creo que lo ha exagerado enormemente, más que una historia parecía que estuviéramos leyendo un manuscrito con cientos de miles de años, si a eso le sumamos el hecho de que su pluma es como la historia, muy fría, dura y directa, ha hecho que no me haya gustado nada su pluma. La verdad es que, en ocasiones, la he visto profesional pero, en otras, un tanto más de principiante y me ha dejado cuánto menos que sorprendida pues no me lo esperaba.
El ritmo, por otra parte, es un tanto irregular, nos encontramos ante una historia que apenas tiene diálogos y eso, casi siempre, se traduce en un ritmo lento y, en ocasiones, más aburrido, otro punto negativo que destacar pero, pese a todo, lo cierto es que hay ciertas partes que se leen más rápido y son más amenas que otras pues están cargadas de diálogos y situaciones intensas.
La narración, como no podía ser menos en este tipo de historias, está hecha en tercera persona desde el punto de vista de Ama, la protagonista femenina, suele conferirle elegancia a la historia en esta clase de obras por lo que es un punto que se agradece.

La edición, en su interior, es muy sencilla, destaca, únicamente, porque el inicio de cada capítulo tiene un título que lo define y, también es verdad que tiene unas páginas en su interior al inicio y al final del libro que son preciosas y hacen que sea una edición muy cuidada, elegante y verdaderamente preciosa, al igual que su portada, de la cual pienso exactamente lo mismo pues es una maravilla a la par que muy original.

En conclusión, Damisela es una historia muy buena pues destaca por ser un cuento de hadas muy original que da una vuelta de tuerca a la historia de La princesa y el dragón y sorprende al lector muy gratamente, en especial, con un final fuerte, impactante, inesperado e increíble. Con muchísimo drama, unos personajes bien creados y caracterizados por su manera de hablar, muchísima intriga y un toque antiguo que envuelve al lector, giros en la trama y, en general, una historia que invita a la reflexión, Damisela es una historia que, para mí, decae por la falta de emoción y sentimientos lo que nos lleva a una historia completamente plana, por tener un ritmo irregular debido a que, en ocasiones, hay muy pocos diálogos, por la pluma de la autora que no es sencilla sino dura y directa pero a la vez, en ocasiones, un tanto caótica, y por tener una protagonista que, si bien sorprende, también es verdad que será muy difícil conectar con ella pues le falta humanidad.

MUY BUENO



martes, 30 de abril de 2019

Reseña Los limoneros también resisten las heladas

LOS LIMONEROS TAMBIÉN RESISTEN LAS HELADAS

Título original: Los limoneros también resisten las heladas
Autor: Sara Cantador
Editorial: Neo
Páginas: 408
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788417622626
Saga: -
Precio: 18.90 €

Muchas gracias a PLATAFORMA NEO por el envío.

SINOPSIS:
Lluvia tiene 17 años, tres secretos y un sueño. Ama a su abuela Gracia por encima de todo, y le encantan las acampadas del mes de agosto. Es la persona más optimista y energética que conocen en Valdesa, el pequeño pueblo donde ha vivido toda su vida. A pesar de ello, todos la han mirado con aprensión y frialdad. Como si supieran algo que a Lluvia se le escapase. Pero Lluvia siempre ha podido contar con la amistad indeleble de Paula y Lucas, el cariño incondicional de su familia, de las historias de la abuela Gracia y de la compañía del limonero que parece ser el guardián de la casa.
El verano de 1995 comienza como cualquier otro, aunque esta vez tiene un sabor agridulce, ya que todos comienzan el último año de instituto y saben que no volverán a vivir un verano igual. Con un futuro incierto, las dudas de la adolescencia y la necesidad de buscar sus propias respuestas, Lluvia tendrá que tomar decisiones importantes, despedirse y, sobre todo, encontrarse a sí misma y ayudar a sus amigos por el camino.



OPINIÓN PERSONAL:
Los limoneros también resisten las heladas es un libro que llamó poderosamente mi atención una vez que leí su sinopsis, primero porque se sitúa en una época en donde también fue mi adolescencia y, segundo, porque solo ese pequeño resumen me daba mucha intriga y desprendía magia por todos lados, una pequeña pizca de lo que, seguramente, nos podríamos encontrar en el libro. Además de que su sinopsis me ha encantado y fue el principal motivo para querer leerlo, también es cierto que hace tiempo quería probar la pluma de esta nueva autora, Sara Cantador, por lo que, en cuanto me llegó, me puse con él. Tras terminarlo tengo que decir que, para mí, es un libro agridulce y confuso, es un libro que tiene partes buenas y otras partes no tanto pero, sin duda, es una buena lectura, en general, y, como no podía ser menos, comentaré todo esto a lo largo de toda la reseña.

Los limoneros también resisten las heladas es una historia que comienza con un prólogo confuso, un prólogo que, sin duda, incita al lector a adentrarse en una historia y a desentrañar los misterios que ella esconde y es que, en este momento, además de encontrarnos con uno de los ingredientes que serán continuos en la historia, también comenzamos a vislumbrar la pluma de una autora que, siendo sincera, me ha sorprendido gratamente. Ahora bien, Los limoneros también resisten las heladas es una historia que, en cierta forma, me ha parecido muy especial, transcurre en el año 1995 y, siendo sincera, me recordó muchísimo a momentos de mi adolescencia por lo que esto siempre es importante en una historia, el hecho de que te traslade a algún momento de tu pasado y es que además, desde el primer instante en que conocemos a la protagonistas, Lluvia, nos damos cuenta que entorno a ella y a todo lo que la rodea existe un grandísimo misterio que perdurará incluso al terminarse la obra, algo que explicaré más adelante, de tal manera que nos encontramos ante una historia juvenil, con muchísima intriga que no hace más que acrecentarse por las continúas pistas que se nos dan y, además, una historia que nos habla de la familia, la amistad y las relaciones, problemas de la juventud así como otros personales de cada uno de los personajes y es que, si bien es cierto que son muy variados, también es verdad que están muy bien caracterizados por su manera de hablar y muy bien creados y debido a la edad que tienen, obviamente, tendrán que enfrentarse a problemas relacionados con ello. Ahora bien, Los limoneros también resisten las heladas es una historia que mezcla, a la perfección, realidad, dada por problemas muy duros y reales que se nos irán contando a lo largo de toda la historia y, a la vez, magia o fantasía, dada por todas las leyendas que Gracia, la abuela de la protagonistas, le irá contando acerca de este increíble pueblo y puede, sólo puede, que muchas de ellas se hagan realidad en más de una manera. De esta forma, la autora crea una historia en donde estos dos géneros, unido al juvenil, se entrelazan de forma perfecta y nos regalarán una obra buena en más de un sentido. Tengo que destacar, por otra parte, que Los limoneros también resisten las heladas es una historia que discurre en un pueblo maravilloso y puedo decir esto porque la autora nos deleita con grandísimas descripciones de los lugares en donde se irán dando los hechos a lo largo de aproximadamente un año y esto hace que nos transportemos a este lugar y disfrutemos la historia mucho más. Creo que nos encontramos ante una obra que nos ofrece una historia muy simple y fresca, muy fácil de seguir pero con un toque muy especial, es una historia que mezcla muchos ingredientes pero, en más de una ocasión, nos daremos cuenta que toca temas demasiado reales y delicados, temas que invitan a la reflexión y al aprendizaje y, si bien es cierto que tiene partes negativas, también es verdad que se agradece que una historia sea reflexiva en más de una ocasión.
Tras las partes positivas, es momento de mentar las negativas, lo primero de todo es que es una obra que, personalmente, no me ha transmitido absolutamente nada, es decir, es una obra carente de emoción y sentimiento, una historia que, pese a narrarnos problemas duros y muy delicados, como acabo de decir, o hablarnos de la pérdida, no hará que nos emocionemos en ningún momento y es que, en este sentido, es una historia bastante fría. Otro elemento que no me ha gustado, para nada, es el final y todo lo relacionado con Lluvia, la protagonista, la autora ha dejado demasiadas preguntas en el aire, preguntas sin respuesta que, personalmente, creo que quedan abiertas a la imaginación del lector y esto no me ha gustado, cuando se trata de una historia autoconclusiva y más con algo que rodea a un misterio como el que nos ocupa, debe darse toda clase de información y no ofrecernos un mal final, sin explicación y demasiado rápido, un final terriblemente incompleto que ha hecho que me haya decepcionado por completo la historia y es que creo que tenía todos los ingredientes para ser una obra perfecta y, debido a un mal final, a un montón de preguntas sin respuesta para ser una historia única, la autora ha terminado por arruinar una historia que sinceramente estaba llena de magia y era muy buena.

La pluma de Sara, la autora, como he comentado al inicio de la reseña, me ha parecido muy sencilla, con un toque juvenil y fresco a la par que ese punto mágico que le imprima a la historia de manera muy buena. Siendo sincera, aunque me ha gustado su manera de escribir creo que se ha centrado tanto en otros detalles que no sólo se ha olvidado de cerrar bien la historia, sino que se ha olvidado de imprimirle a la misma esa emoción que sobrecoge al lector, ese sentimiento que nace al leer una historia y que hace que el lector quiera formar parta de ella.
El ritmo, a su vez, es muy ágil y constante, se mantiene así desde la primera página y esto hace que, pese a sus defectos y a sus más de 400 páginas se lea bastante rápido y siempre de manera amena, algo que se agradece hasta que se llega al final.
La narración, en su mayoría, está hecha en tercera persona desde el punto de vista de la protagonista principal, Lluvia, pero, en ocasiones, se pone en la piel de otro personaje y se nos narran esas partes en una primera persona algo que hace que, para mí, la historia sea mejor pues, como siempre digo, una primera persona siempre es mejor que una tercera y mucho más cercana al lector.

La edición, en su interior, es una auténtica delicia, al inicio de cada capítulo nos encontramos con una frase que lo va a definir y unas ramas con unos limones verdaderamente preciosas que me han enamorado sin remedio, al igual que la portada, la cual no puede ser más preciosa, elegante y con unos colores maravillosos. Para mi, la edición de este libro es, sin duda, una de sus mejores partes.

En conclusión, Los limoneros también resisten las heladas es una historia buena, una obra llena de magia pero también muchísima realidad, con drama y toques de intriga a la par que grandes descripciones que nos trasladan a este pequeño pueblo en donde se desenvuelve al historia a la par que, a algunos de nosotros, a nuestra misma adolescencia. Con personajes bien creados y caracterizados por su manera de hablar, momentos que invitan, sin duda, a la reflexión, problemas muy duros y reales y la pluma de una autora que es, sin duda, muy sencilla y fresca con ese toque juvenil, Los limoneros también resisten las heladas es una historia que, para mí, decae por falta de emoción y sentimiento, así como por un final confuso que deja al lector con más preguntas que respuestas, un final muy precipitado al que, para mi, le faltan muchas páginas y que hace que toda la historia, en mi opinión, termine por decepcionar al lector pese a las partes buenas.

BUENO