martes, 15 de enero de 2013

Reseña Duelo de espadas


DUELO DE ESPADAS

Título: Duelo de espadas
Autor:  Lucía González Lavado
Editorial: Destino
Páginas: 368
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788492929825
Saga: Duelo de espadas(1/-)
Precio: 14.95 

A LA VENTA EL 17 DE ENERO DE 2013

Muchas gracias a DESTINO por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:

Hubo un tiempo, en las tierras de Isleen, en que la magia blanca fluía como una energía positiva y vital; pero la ambición y la codicia la corrompieron, transformándola en magia negra.Ahora un duelo está a punto de empezar.
Los destinos de dos heroínas, van, irremediablemente, a cruzarse: Leah Rowen, princesa de Sadira, tiene el don de la premonición y sabe que muy pronto el mal se apoderará de todo aquellos que conoce. También del apuesto muchacho que está a punto de llegar.
Brianne Lockheart, descendiente de una gran familia de cazadores de espectros,
lleva años preparándose para la gran guerra. Lo que no había previsto era que su gran amor sea también su mayor adversario.
¡Afilad vuestras armas, preparad vuestras flechas! El duelo de Espadas ha comenzado.

OPINIÓN PERSONAL:

Tenía muchísimas ganas de leer este libro, pues con anterioridad había leído a la autora y me dejó con muchísimas ganas de leer más, aunque lo cierto es que el libro me gustó, pues tiene una historia muy bella, también es cierto que no me encandiló tanto como esperaba.

Duelo de espadas nos cuenta dos historia paralelas que terminan uniéndose hacia el final, pues todos tienen un objetivo común y a la vez cada uno el suyo propio.
La primera historia es la de Leah, una chica de diecisiete años la cual es princesa de uno de los reinos de Isleen, Sadira, un próspero reino dirigido por un rey que tiene completamente abandonada a su hija tras la muerte de la madre de ésta en extrañas circunstancias.
Leah quiere ser una guerrera por lo que su tío Jeriah la entrena en el cuerpo a cuerpo para que ella así pueda defenderse, además de eso, Leah posee un extraño y poderoso don heredado de su madre, el don de la visión, sufre unos terribles sueños premonitorios, pero este último, es el peor de todos, pues ve la destrucción completa y absoluta de su reino a mano de Los invisibles, un grupo de monstruos formados por los caballos más fuertes de todo el reino, Pesadillas, y los jinetes, hombres con sangre espectral, por sus venas corre sangre de sombra por lo que poseen unas cualidades tan peligrosas como poderosas.
De este modo, conoce a Ryder, el aprendiz de su tíó, un chico joven y valoroso pero muy peligroso y con una gran fuerza de voluntad. Nuestros tres protagonistas se embarcarán en una aventura para evitar que se haga realidad la visión de Leah, a la par que algo hermoso surge entre ellos...
Paralelamente, en el reino de Lewana, vive Brianne, hija de un hombre rico y asentado, la cual, además, es descendiente de cazadores, por lo que tras su padre, se entrena con su hermano, Hunter y su amiga, Roshan, para así ser una gran cazadora algún día, pues el don, que es el más importante, lo tiene.
Un día, las dos amigas se adentran en terrenos peligrosos y es cuando conoce a Declan, un chico que la trae desde el primer momento, pues además de atractivo es peligroso y oculta un poderoso secreto.
La paz entre Lewana y los sangre espectral ha terminado por el incumplimiento de una promesa por parte del padre de Brianne, y esto ocasiona que entren en guerra. Brianne tendrá que poner en práctica todo lo que aprendió y defenderse de las terribles situaciones a las que le toca enfrentarse.
En su afán por escapar, los destinos de nuestros cuatro protagonistas se unen, y la historia, comienza, de una forma, totalmente inesperada.

La historia, como está claro, es de fantasía épica, lo cierto es que hubo ciertas cosas que no terminaron de gustarme pero, en general, la historia es bastante hermosa y llena de descubrimientos y momentos preciosos.
Lo primero que tengo que destacar, son las bellas historias de amor que se forman, lo cierto es que ese es un gran punto que hace que la historia me encante, pues aporta dulzura y muchísimo sentimiento, por lo que de eso nos sobrará en Duelo de espadas, ya que se formarán triángulos amorosos, amores prohibidos, celos y situaciones verdaderamente extrañas, a la par que tendremos momentos de gran tensión sexual, aunque, en ese tiempo, la gente era recatada por lo que, en un principio, no pasaría nada más allá de unos simples besos.
Otra cosa que realmente me gustó fue la historia tan original que tiene, lo de crear unos personajes tan poderosos como terroríficos, los sangre espectral, junto con la magia blanca y negra, unida a cazadores, hace de ella una historia verdaderamente sorprendente y bastante adictiva, pues siempre querremos saber más.
Hacía tiempo que no leí un libro de fantasía épica y menos que dispusiera de tantos buenos momentos, además de una historia tan desarrollada y completa como esta, por lo que disfruté mucho del libro, pero como he dicho al principio de la reseña, aunque la historia me gustó muchísimo, no llegó a enamorarme, pese a que tienes muchas y buenas cualidades hay algo que, en mi opinión, me ha fallado, por eso no terminó de convencer, aunque sacando este punto, el resto de la historia es sensacional.
Hablando del punto negativo que le he visto, es el siguiente, la historia está contada por ambas protagonistas, Leah y Brianne, respectivamente, en el mismo tiempo pero en distinto espacio, cada una con su historia, sus problemas, sus enemigos y demás, ahora bien, aunque me encanta que los capítulos estén alternados, no me gusta que las historias estén, a la vez, tan separadas. Me costó bastante centrarme y asentar a cada protagonista en su historia, pues el continúo salto que se crea y las distintas situaciones hace que nos preguntemos,¿Esta es la historia de una o de otra? Las dos historias deberían confluir desde mitad del libro, por lo menos, para unirla en una sola y que el lector se ubique en espacio y tiempo, pero en sus casi 400 páginas,esto no ocurre, por lo que por un lado tendremos a Leah, Ryder y Jeriah, en una historia entrañable llena de misterios y acción, por otra, Brianne, Declan, Hunter y Roshan, con otra historia perfectamente nueva y distinta, y aunque si es cierto que los seres son los mismos, también es cierto que la historia no tiene absolutamente nada que ver la una con la otra.
En lo que a mi se refiere, tardé un poco en acostumbrarme a las dos historias y, aún así, en muchas ocasiones, durante su lectura, terminé mezclándolas, pues era complicado discernir cada una. Sacando este punto, por el resto de la historia es sencillamente preciosa, me encanta esa época de princesas, magos y guerreros, pero tengo que decir, además, que el caso de esta diferencias de historias viene dado a que Duelo de espadas es el primer libro de una saga, y como buen inicio es única y meramente introductorio, hasta el punto en donde las dos historias confluyen, es ahí cuando realmente vemos el potencial de la historia, pero lamentablemente para el libro, ocurre muy al final.
Duelo de espadas nos introduce a un mundo en donde la magia, la valentía y el amor, lo son todo, donde nada es lo que parece y en donde todos guardan un secreto que puede cambiar sus vidas.

La pluma de Lucía es, ante todo, muy sencilla y llena de connotaciones que nos transportan a la edad media y, pese a que nos cuenta dos historia paralelas y bastante complicadas, su forma de escribir se mantiene de lo más simple y elegante, por lo que no nos será ni aburrido ni complejo leer este libro, y por otra parte, su ritmo no es demasiado constante, ágil, en general, pero hay en ciertos capítulos donde se nos explica un poco más de la historia y es ahí donde, en parte, se ralentiza, pero después recupera su mismo ritmo bastante ágil, haciendo que la lectura sea amena en ocasiones y otras más lenta, pero en ningún momento tediosa.
La narración, por otra parte, está hecha en tercera persona desde los puntos de vista de Leah y Brianne, alternando, además, sus capítulos, así cada uno será contado por una de nuestras protagonistas, respectivamente. Me hubiera gustado más que estuviera en primera persona, ya que nos ayudara a adentrarnos mucho más en la historia.

La edición es,sencillamente, maravillosa, como no podía ser menos de una artista como Cris Ortega, la cual, además es de mis favoritas, pues todos sus trabajos son una verdadera obra de arte.

En conclusión, un libro de fantasía épica, con una historia llena de amor y aprendizaje, además de ser bastante original, pero un poco compleja por hacernos partícipes de dos historias que avanzan de forma paralela y tardan en confluir.

                

MUY BUENO