lunes, 26 de septiembre de 2016

Reseña En el bosque

EN EL BOSQUE

Título Original: The Cresswell Plot
Autor:  Eliza Wass
Editorial: B
Páginas: 256
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788416712168
Saga: -
Precio: 16 €

Muchas gracias a EDICIONES B por el ejemplar.

SINOPSIS:
Los niños Cresswell están destinados a casarse entre ellos. Son los elegidos para encontrar la Salvación, siempre y cuando sigan las reglas que Dios le ha revelado a su padre. Es él quien ha escrito el libro en que aparece toda la Verdad.
De la mano de Castley, la singular narradora de esta trepidante y terrorífica historia, nos vamos enterando poco a poco de lo que sucede con los hermanos Cresswell en esa casa medio en ruinas ubicada en medio del bosque. Ella nos cuenta por qué su madre está en una silla de ruedas. Lo que Mortimer ha aprendido en sus escapadas nocturnas. Lo que Hannan hace mientras entrena en el equipo. La razón por la que Jerusalem no ha vuelto a hablar. La manera en que Delvive se enfrenta a los problemas de la adolescencia. Que Caspar es la reencarnación de su hermano muerto… o tal vez no. Es Castley la que quizás tenga la llave de la salvación de todos ellos. 



OPINIÓN PERSONAL:
En el bosque es una historia que estaba deseando leer pues, desde que vi su sinopsis me cautivó por completo, me parecía que podría ser una obra llena de misterio y, de alguna manera, tener aventura, una historia que rompiera con todo a lo que estamos acostumbrados a día de hoy en la literatura. También es cierto que, como siempre digo en muchas reseñas, estoy deseando probar y descubrir la pluma de nuevos autores lo que me parece una increíble experiencia. Tras terminar En el bosque puedo decir que es una historia muy buena, una obra sumamente oscura y, de alguna manera, retorcida que nos dejará sin palabras por sus muchos y buenos ingredientes pero que, por otra parte, tiene algún que otro elemento que no me terminó de convencer y que, con todo lo bueno, comentaré a lo largo de esta reseña.

En el bosque es una historia que, sin duda, comienza de manera bastante impactante adentrándonos casi de lleno en como es la vida de la familia Creswell y, sin muchos preámbulos se narra el pasado de la misma y como, de alguna manera, han sido criados los niños pero, por otro lado, es tan rápido que no notaremos para nada que hay una parte introductoria y si es una obra en donde todo se sucede muy rápido y eso hace que, al igual que el contenido, posea una trama muy fácil de seguir y con unos elementos muy especiales. Como no podía ser menos, tengo que destacar cualquier de los personajes que aparecen en la obra pues, si bien es cierto que está narrada desde el punto de vista de Castley, también es verdad que es un libro en donde abundan los personajes y es mi deber decir que están tan bien creados y caracterizados por su manera de hablar que, independientemente de quien habla en ese momentos sabremos con certeza quien es. Esto es un gran punto a favor de la historia pues, si bien es cierto que se puede empatizar más con unos personajes que con otros, también es verdad que todos y cada uno de ellos tienen un carácter muy fuerte y una personalidad muy marcada lo que hace que la autora me asombrara con su capacidad de dar vida a tantos personajes y hacerlos tan cuidados y delicados que el lector sepa diferenciarlos sin problemas. Como ya he comentando, En el bosque es una historia que, si bien no llega a ser de terror, si es cierto que es tétrica, macabra y con un halo de oscuridad importante de tal manera que, una vez lo comencemos, no sumergiremos en la vida de una familia que casi podría considerarse amish y que, por otro lado, tienen una fe ciega en Dios y en lo que su padre le transmite en su nombre. Esto nos habla de una historia en donde la divinidad y las creencias tienen muchísima fuerza y es por eso que los niños de esta familia no son como sus compañeros de clase y, en ocasiones, alguno de ellos, en especial, la protagonista, sufren de acoso escolar. De esta manera, creo yo, la autora lanza un mensaje muy claro que sirve para reflexión y es que independientemente de en que creas, como seas o como te vistas todos somos iguales y no hay razón ni para hacer vacío ni para maltratar a cualquier persona. Creo que a día de hoy esto es sumamente importante y es un mensaje muy claro que se transmite a lo largo de la historia. Continuando con el hecho de que sea una obra oscura con esto me refiero a la forma de ser del padre y a todo lo que dice pero, sobretodo, a como trata al resto de su familia escudándose en un dios que supuestamente le habla. Es terrible lo que esos niños sufren y como viven el día a día siempre con temor por lo que, además de lo mencionado, el sobrevivir ya será una auténtica aventura. Además, todo lo relacionado con el padre, porque es así y el pasado del mismo es un misterio que poco a poco, a medida que la protagonista se vaya rebelando y decida hacerse valer, iremos descubriendo pero, con pequeños y muy efectivos giros en la trama, la autora nos dejará sin palabras pues, si bien es cierto que por lo que dice el padre podamos sospechar de que va a pasar, también es verdad que las cosas, con estos giros, cambian en un momento, y eso será lo que realmente pase. Una obra que roza el terror, muy oscura y llena de misterio no podía menos que ofrecernos una trama llena de momentos duros y bastante difíciles por lo que, en ocasiones, logra emocionarnos hasta el punto de que las lágrimas pugnen por salir, en especial, por la forma que tiene el padre de tratar a niños indefensos y como eso ha repercutido en quienes son hoy en día.  Por otro lado, de las partes positivas y, como no podía ser menos, tenemos grandes descripciones del bosque donde viven la protagonista con sus hermanos, así como de hechos que se irán sucediendo que no hacen sino que la historia logre poner los pelos como escarpias y que, en ocasiones, el terror nos invada.
Ahora bien, la única parte negativa que le he podido encontrar es que creo que, aunque es una historia muy oscura, le faltaría un rayo de luz, algún sentimiento positivo que creara un equilibrio perfecto entre lo malo y lo bueno, algo que logrará hacer sonreír al lector y conectar mucho más con la historia, algo como simplemente una bella historia de amor juvenil que podría comenzar entre la protagonista y algún joven del pueblo que le ayudara a abrir los ojos ante las injusticias que están sucediendo en su vida creo que haría que la historia fuera mucho más completa y emocionante. También es cierto que, para mí, es una obra que se lee muy rápido y, en cierto modo, bastante corta, en general, estas historias me fascinan pues se leen en un suspiro pero me hubiera gustado que el epílogo estuviera mucho más desarrollado y diera respuesta a algunas preguntas que pudieran quedar en el aire.

La pluma de la autora, Eliza, me ha sorprendido gratamente y es que escribiendo de una manera muy sencilla y fácil de seguir, tiene un punto de oscuridad y misterio que se ve reflejado en la historia y eso ayuda mucho a sentirse parte de ella. Además, escribe con elegancia y mucha profesionalidad, con un toque versátil que se ve en las distintas situaciones y que logra ponerse en la piel del protagonista y una manera de narrar que enamora sin remedio. Por todo esto no puedo menos que estar deseando repetir con otro libro de esta autora.
Como ya he comentando, el ritmo es sumamente ágil y constante, lo cierto es que pese a sus más de 200 páginas es una historia que se lee muy rápido y siempre de forma muy amena lo que viene favorecido por la abundancia de diálogos y los capítulos cortos. Esto, sin duda, ayuda a disfrutar muchísimo más de la historia. Esto es a excepción del final junto con el epílogo que me pareció todo muy precipitado.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Castley, una de las protagonistas y una de las niñas Creswell y creo, sin duda, que es todo un acierto pues es una joven que evoluciona a lo largo de la obra y una auténtica rebelde.

La edición, en su interior, es sumamente sencilla, sin nada a destacar pero, con respecto a la portada, creo que es elegante y oscura, como la propia historia y que, por otra parte, invita a la lectura de la obra sólo por una portada que, a mi entender, es muy atractiva a la vista y llena de secretos.

En conclusión, En el bosque es una historia llena de misterio e intriga, una historia sumamente oscura y, en ocasiones, incluso tétrica por la manera tan preciosa e ingeniosa de narrar de la autora, una autora que encandila con una pluma delicada y muy elegante pero, a la vez, sumamente versátil. Con grandes mensajes que invitan a la reflexión, una trama llena de superación y enfrentamientos entre los miembros de la familia y grandísimas descripciones de hechos o lugares que no harán sino aportarle más oscuridad a la obra, En el bosque es una obra tan oscura que, para mí, necesitaría un equilibrio entre luz y oscuridad y un final así como el epílogo mucho más desarrollados.

 
MUY BUENO




viernes, 23 de septiembre de 2016

Reseña Excalibur

EXCALIBUR: LA HUIDA DE LA PRINCESA, EL CABALLERO Y EL MAGO


Título Original: Excalibur: La huida de la princesa, el caballero y el mago
Autores:  Ana Alonso & Javier Pelegrín
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 536
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788483658918
Saga: Britannia(1/4)
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a SUMA DE LETRAS por el ejemplar.

SINOPSIS:
Magia, aventura, lucha y una historia de amor que trasciende la leyenda.
Excalibur es la primera de las cuatro entregas de «Britannia», la saga que te redescubrirá el mito artúrico como nunca te lo habían contado.
Gwen es la hija de la reina Igraine y Lance es un caballero de la corte. La princesa, heredera del trono, está en apuros porque los sajones han entrado en Londres y quieren conquistar el reino.
Merlín (el famoso mago) y Uriens han trazado un plan para que la princesa escape sana y salva. Pero en la oscuridad de la ciudad, tras cada esquina, los espías de los sajones están al tanto de una maniobra de salvación que puede que sea más complicada de ejecutar de lo que al mago le parece...


OPINIÓN PERSONAL:
Ana Alonso y Javier Pelegrín son dos autores a los cuales ya tuve la ocasión de probar con varias obras anteriores suyas y lo cierto es que forman un equipo no sólo perfecto sino que sus plumas se unen dando lugar a una sola de una elegancia y una exquisitez increíbles. Por este motivo no podía menos que estar deseando leer esta nueva saga suya y, además, el mito artúrico y todo lo relacionado con esa época es una tema que me tiene completamente fascinada y, al unirse estos dos poderosos motivos, tanto los autores como el tema de la tetralogía, no podía menos que estar deseando poder disfrutarla y ver que nos podían ofrecer los autores en esta ocasión. Tras terminarla, puedo decir que es una historia completamente maravillosa, una obra que me ha dejado sin palabras por los muchos ingredientes que posee y, aunque es cierto que, al ser inicio de saga es introductoria, lo cierto es que me parecido una obra increíblemente bien escrita y llevada de la manera más original posible.

Excalibur es una historia verdaderamente preciosa, si, pero también tengo que justificar, poco a poco, el porque de esto y debo empezar, como no podía ser menos, por decir que es una obra que, pese a ser un mezcla de dos realidades que nos dejarán impactados, así como por poseer muchos personajes, es sumamente sencilla y muy fácil de seguir, una historia adictiva que, desde el primer momento, capta la atención del lector, mantiene el interés de este durante toda su lectora y, diciendo más, es una obra que va en evolución ya que todos los ingredientes que posee cuanto más se avanza en la historia más intensos se vuelve. Lejos de parecerse a otras obras de fantasía en donde al inicio se nos abruma con detalles y elementos para poder comprender la serie que estamos empezando, Excalibur es una historia que va directa al grano, sin contemplaciones, sin explicaciones y será, a lo largo de toda la primera parte de la misma, en la que se nos irán explicando detalles importantes de lo que se deduce que los autores no han querido andarse con rodeos y han querido comenzar la acción de inmediato. Esto me ha parecido no sólo asombroso sino sumamente original pues es la primera vez que tengo la oportunidad de leer algo así y ciertamente me ha parecido una experiencia única que muchos autores deberían seguir. Excalibur es, además, como no podía ser menos, una historia basada en el mito del rey Arturo, un mito que todos, o casi todos, los lectores conocemos y que nos amor no sólo por la historia del primero sino por la bella trama romántica que posee pero, en esta obra, aunque bien es cierto que se mantienen elementos muy fieles al mito original, también es verdad que los autores dan un giro de prácticamente 360º y crean una obra original, con personalidad y llena de magia, una obra que hace que se rompa con los moldes de todo lo conocido y en donde se mezclan dos realidades, la pasada con el propio mito y todo lo relacionado con reyes, reinas, batallas por el poder y guerras entre países, con el mundo actual, el mundo conocido por todos los lectores pero, lo más sorprendente de todo es la forma en que estos autores han logrado dar vida a una historia de estas capacidades y creo que el ir descubriéndolo será toda una aventura. Como la aventura que, desde el inicio de la obra, se irá dando y es que pasaremos todo el libro en viajes por distintos lugares por los cuales pasará la princesa para llegar hasta su hogar y esto nos llevará a disfrutar de unas grandísimas descripciones no sólo de los lugares, sino de las distintas situaciones que se irán dando, haciendo que el lector se sienta formar parte de la obra y disfrute de la misma más plenamente. Por otro lado, los momentos de acción y cabellerescos así como las traiciones tanto palaciegas como de otra índole no se harán esperar y serán verdaderamente impactadas al venir presididas por distintos giros en la trama que no hacen sino crear confusión al lector y que éste esté deseando saber muchísimo más y continuar en ese mundo tan especial y maravilloso creado por los autores, un mundo o una historia que bien podría considerarse una especie de crossover. Por otro lado, como acabo de comentar la magia juega un papel muy importante en Excalibur, al igual que el mito de esta espada el cual, una vez más, conseguirá sorprender al lector, pero también es cierto que en esta historia hay otros elementos a tener en cuenta como pueden ser las luchas por el poder que darán lugar a situaciones de una acción trepidante que logran darle más vida a la historia y hacer que se vuelva más intensa. A decir verdad, una vez terminamos la historia, además de dejarnos con muchas ganas de continuar la andadura de esta saga de la mano de Camelot, también nos daremos cuenta que, a lo largo de toda la historia, se ha respirado un halo de oscuridad importante, un halo que viene dado por los distintos personajes y su magia oscura, por decirlo de alguna manera, y que le aporta a la historia muchísima más peligrosidad y un toque sumamente importante. Como comenté al inicio de esta reseña, Excalibur es una historia en donde nos encontramos con muchísimos personajes y, aunque si es verdad que unos tienen mucha más importancia que otros, también tengo que decir que, incluso los malos, están muy bien creados, caracterizados por su manera de hablar y, algunos más que otros, despiertan la simpatía del lector, lo que se agradece enormemente pues, por este motivo, independientemente de quien hable así la autora no nos lo indique lograremos saber de quien se trata, otro mérito más para estos dos grandísimos autores. Por último, si bien es cierto que es una historia que comienza de forma trepidante, también es verdad que todo el libro en general es un tanto introductorio, cosa que me esperaba y, a la vez, que es muy normal en una saga de cuatro libros pero, de alguna manera, no puedo señalar que sea una parte concreta más introductoria que otra sino que, en general, es todo el libro por lo que este hecho se nota menos que si fuera una única parte. Además, creo que le falta bastante más romanticismo pero estoy segura que esto se da por lo mismo que acabo de comentar porque al tratarse de una historia introductoria en muchos aspectos, la parte romántica es uno de ellos y aunque si es cierto que se nos regalaran más escenas de ello, también es verdad que, estoy segura, en Camelot esto quedará resarcido y nos encontraremos con una bella historia de amor que tiene que luchar contra viento y marea no sólo por conservar el poder sino por su propia vida y el amor que se tienen.

Como he comentando al inicio de la reseña y casi a lo largo de la misma, la pluma de los autores se desdibuja formando una sola por lo que, en ningún momento, notaremos ningún distinción entre ellas y, por tanto, mi análisis será como si de una sola se tratara. Su manera de escribir es elegante, cuidada y con un aire real impactante que logra evocarnos a esa remota edad media donde la realeza y las traiciones estaban a la orden del día y es que escriben, además, de forma versátil, muy profesional y sumamente delicada lo que me parece todo un acierto en este tipo de historia. Además, logran transmitir con cada palabra y transportar al lector a estas lejanas tienes en donde todo es posible y nada es lo que parece por lo que, una vez más, reitero mi admiración a estos dos autores tan versátiles que con una historia han hecho que los lectores vivan mil emociones.
El ritmo, además, pese a sus más de 500 páginas, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y eso, además de la abundancia de diálogos y la pluma de los autores, logran que la lectura sea rápida y amena.
La narración, a su vez, está hecha en tercera persona desde los distintos puntos de vista de los personajes principales lo que, para mí, ha sido todo un acierto pues creo que le confiere elegancia y muchísima más personalidad a esta historia de fantasía moderna.

La edición, en su interior, es sumamente sencilla, sin nada que destacar simplemente que está dividida la historia en distintas partes lo que hace que esté muy bien marcada la división de la historia. La portada me parece preciosa, medieval, elegante y muy sencilla, muy atrayente a la vista y muy acorde con lo que la trama nos cuenta, buenísima elección por parte de la editorial Suma de letras.

En conclusión, Excalibur es la primera parte de una saga impresionante, una obra maravillosa y sumamente original que viene pisando fuerte y que nos ofrece una historia de fantasía moderna que nos dejará sin palabras. Además, en Excalibur los autores dan un giro total a la historia del rey Arturo, un giro que nos dejará sin palabras y con muchísimas ganas de más al igual que alabando la capacidad inventiva de estos dos autores. Con un inicio de obra impactante y nunca visto, muchísima aventura y momentos puntuales de acción, grandísimas descripciones que logran transportar al lector hasta ese mítico lugar, unos personajes bien creados y caracterizados por su manera de hablar y la pluma de dos autores que crean un equipo perfecto y se desdibuja en una sola totalmente deliciosa, Excalibur, para mí, sólo decae por ser, en general, un tanto introductoria y por poseer, por culpa de ello, muy poco romance.


CASI MÁGICO


miércoles, 21 de septiembre de 2016

Reseña Centinela

CENTINELA

Título original: Sentinel
Autor:  Jennifer L. Armentrout
Editorial: Kiwi
Páginas: 384
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788416384334
Saga: Covenant(5/5)
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a KIWI por el envío.

SINOPSIS:
recioso día para una guerra.
A medida que el mundo de los mortales se desliza en el más absoluto caos cortesía de los dioses, Alexandria Andros debe recuperarse de una estrepitosa derrota que la ha dejado fuera de juego, dudando de su capacidad para poner fin a todo de una vez por todas.
Por si no tuviera suficientes obstáculos entre ella y su felices para siempre con el «digno de un desmayo», Aiden St. Delphi , deberán confiar en un enemigo mortal mientras se adentran en el inframundo dispuestos a liberar a uno de los dioses más peligrosos de todos los tiempos.
En un impresionante clímax cargado de acción, Alex deberá enfrentarse a una terrible elección: La destrucción de todo y todos los que conoce… o su propia destrucción.


OPINIÓN PERSONAL:
Jennifer L. Armentrout es, sin duda, mi autora favorita y es que tras haber leído varias de sus sagas y libros autoconclusivo tengo el convencimiento de que su pluma es la más elegante, cuidada y llena de pasión que hasta el momento he podido encontrar y es que, además, es independiente el tema sobre el que escriba, todas y cada una de sus obras son auténticas joyas, apuestas seguras que no defraudan a nadie que las lea. Centinela es, además, el quinto y último libro de una saga que me tiene conquistada por basarse en la mitología griega y porque está repleta de acción y amor, ingredientes que, sin duda, para mí ya hacen que me enamore sin remedio de la misma y, si a eso le agregamos quien es su autora, no podía menos que convertirse en una de mis sagas favoritas de todos los tiempos. Como no podía ser menos, tras terminar Centinela puedo decir que ha sido una obra impresionante para la que sobran las palabras, una obra que me jugará con los sentimientos de los lectores, se vivirá muy intensamente pero, sobretodo, es una historia verdaderamente preciosa que pone un digno broche de oro, no, más bien de platino, a una historia que, para mí, ha sido perfecta.

Centinela es una historia que se retoma en un punto álgido de la historia, es decir, que lo que es la trama en sí y todo lo que viene a continuación no se hace esperar y, a pesar de que se hacen breves recordatorios de lo sucedido anteriormente en Apollyon, también es verdad que es una obra como todas las de la autora, que va directa al grano. Por otro lado, tengo que decir que en Centinela nos encontramos ante una historia que va en evolución, en aumento, es decir, que pese a que ya empieza de manera fuerte todos los ingredientes irán a más a medida que se avance en la historia y con esto no sólo me refiero a los buenos, sino que lamentablemente también hablo de los malos. Si bien es cierto que a lo largo de esta saga ha habido muertes y pérdidas, también es verdad que en esta historia será algo que ya se puede prever nada más comenzar, una gran batalla se acerca y, preparados o no, todos deben unirse para superarla por lo que es inevitable que, en esta lucha, haya bajas y pérdidas irreparables. Esto no habla de una obra llena de emoción, todo lo relacionado con la muerte o el procesamiento por parte de los personajes de la misma hace que el lector se conmueva profundamente lo que nos habla de una obra con la que es muy fácil conectar pues es muy sentimental y, tanto en los momentos duros, como en los buenos, viviremos la propia historia como si de ella fuésemos parte. De esto se deduce que, desde que la comenzamos, se crea un gran enganche con el lector, enseguida se conecta con la historia y, no sólo nos mantiene pegadas a sus páginas, sino que el interés lejos de decaer no hace sino ir en aumento, inclusive cuando las lágrimas pugnen por salir, en los momentos más duros y emotivos, será cuando más querremos saber que pasará a continuación. Hablando de los protagonistas, tengo que decir que, pese a encontrarnos ante una saga de cinco libros es, sobretodo, en este último, cuando la protagonista madura, se convierte en una gran mujer y una auténtica heroína por lo que me ha parecido maravilloso como la autora ha logrado, poco a poco, que este personaje evolucione y se convierta en uno de los mejores que he tenido la oportunidad de leer, tanto a nivel de sentimientos y pensamientos, como a nivel de poder y de su actitud frente a la lucha. Como no podía ser menos, Centinela es una historia completamente romántica que nos regalará momentos preciosos entre Aiden y la protagonistas pero, también es verdad que, desde mi punto de vista, es la parte de la saga en donde el sexo está más presente, siempre lleno de romanticismo, si, pero al fin y al cabo son bastantes partes en donde, con todo el respecto y sin nada exagerado, la autora narra los momentos eróticos entre Aiden y Alex que servirán para crear un equilibrio perfecto entre la amargura y la dura realidad de una inminente guerra y el amor entre dos almas gemelas. Como he comentando, otro de los elementos que, desde el comienzo han hecho que me enamore de esta saga, ha sido, sin duda, el hecho de la presencia de la mitología griega y, por ende, los dioses, semi-dioses, y todo lo relacionado con lo mismo algo que, como amante de esta mitología que soy, he disfrutado completamente pero, en esta historia, si es verdad que cobra mayor importancia y es algo que estará presente durante toda la historia, haciendo referencia no sólo a mitos y a fallos que, en su momento, tuvieron los propios dioses, sino a los titanes, los padres de los olímpicos que están descansando en pos de ser despertados. Esto me ha parecido tan fascinante que, como ya he comentando, me he visto completamente absorbida por este fascinante mundo pero es que, además, tanto de forma más breve como más extendida, a lo largo de esta obra harán presencia tanto dioses como semi-dioses y se hará más referencia que nunca al tártaro y al inframundo de tal manera que, de la mano de la primera persona de la protagonista, lo recorreremos casi por completo. Como he comentando y, a riesgo de repetirme, Centinela es una historia de evolución de tal manera que desde el inicio hasta bien entrada la historia nos encontraremos con una parte en donde la estrategia y el debate de los planes no se hará esperar y en donde nuestros personajes irán preparándose lo mejor que puedan para enfrentarse a Ares pero, llegados un punto de la obra, la acción y la aventura se vuelven totalmente trepidante no dando tregua al lector para descansar y dando lugar a una obra llena de luchas y situaciones inesperadas creadas por los distintos giros en la trama que no hacen sino complicar las cosas. Por último, si bien es cierto que he dicho que es un digno broche de oro para el final de la saga, también es verdad que es un final verdaderamente emotivo y completamente inesperado, la autora logra enamorar al lector, una vez, con un giro decisivo en la trama que nos dejará sin palabras y con una grandísima sonrisa en los labios por como se han resuelto las cosas tras cinco increíbles libros y, también es verdad, que nos dejará esa pensamiento de cuanto extrañaremos a nuestros personajes y a sus historias una vez que se ha terminado la obra.

Como vengo comentando, la pluma de Armentrout es deliciosa, lo cierto es que es una auténtica maravilla poder disfrutar de su increíble y versátil forma de escribir que, a la vez, es muy sencilla y elegante pero posee un ritmo melodioso y lleno de ternura que nos conquistará desde el primer momento. Por todo esto, por la manera de conectar con los lectores y esa emoción que pone en todas y cada una de las palabras que escribe que logra evadir al lector a otros mundos es por lo que, tras haber leído casi todas sus obras, puedo decir, sin temor a equivocarme, que esta es y siempre será mi autora favorita pues, para mí, sus obras son una apuesta segura, tanto a nivel se saga, como de libros únicos. Creo que, además, tiene una pluma muy fresca y especial, tan maravillosa que nos enamoraremos sin remedio y no querremos sino leer más obras de la autora.
El ritmo, a su ves, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y no es de extrañar que, tras todo lo mentado, sea una historia que se lee muy rápido y tiene elementos increíbles. 
La narración, además, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Alex, nuestra protagonista, lo que ayuda a conectar mejor con la misma y, por ende, disfrutar más la historia y, en esta ocasión, será una narración intensa y llena de distintos sentimientos y emociones.

La edición, en su interior, es muy sencilla y elegante, llena de pequeños motivos que me han parecido preciosos y, con respecto a la portada, decir que es una autentica maravilla y representa a la vez lo que la trama nos cuenta. Magia y autenticidad también estarán muy presentes en la edición de este libro.

En conclusión, Centinela es una obra para la que sobran las palabras, una historia perfecta en todos los sentidos y que además empieza de manera muy fuerte. Llena de dioses y, en general, mitología griega, con una protagonista fuerte de carácter y con una personalidad arrollada, ingredientes como la acción y la aventura que no darán tregua al lector, con grandísimos giros en la trama que logran crear confusión y aún más adicción si cabe y unos momentos de pasión entre los protagonistas que, están tan bien descritos y de manera tan fascinante, logran equilibrar, perfectamente, los elementos negativos con los positivos, Centinela es una historia impresionante, con un final digno de una de las mejores sagas que he podido leer hasta el momento y de la mano de la que, para mí y tras haber leído casi todas sus obras, es, sin duda, la mejor autora de todos los tiempos.


SIMPLEMENTE MÁGICO



domingo, 18 de septiembre de 2016

Reseña La espada de cristal

LA ESPADA DE CRISTAL

Título original: Glass Sword
Autor:  Victoria Averyard
Editorial: Gran travesía
Páginas: 552
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN:  9788494551703
Saga: La reina roja(2/3)
Precio: 17.95 €

A LA VENTA EL 21 DE SEPTIEMBRE DE 2016

Muchas gracias a GRAN TRAVESÍA por el ejemplar.

SINOPSIS:
«Si soy una espada, soy una espada hecha de cristal, y siento que he comenzado a romperme.» 
La electrizante continuación de La reina Roja intensifica la guerra entre el ejército rebelde y el mundo dividido por el color de la sangre que los Rojos siempre han conocido, pero esa pugna moral empuja a Mare hacia la oscuridad que crece en su alma.
La sangre de Mare Barrow es roja (el color de la gente común), pero sus habilidades son plateadas. La corona dice que es un milagro, una imposibilidad. Sin embargo, Mare sabe que hay otros como ella, Rojos con capacidades similares a las de los Plateados, y comienza a buscarlos y reclutarlos para unirse en la lucha contra el príncipe que la traicionó. Poco a poco, Mare se encontrará en una encrucijada mortal en la cual corre el riesgo de convertirse exactamente en la clase de monstruo que quiere vencer.

OPINIÓN PERSONAL:
Segundo libro de la saga La reina roja y lo cierto es que estaba deseando leerlo por varios motivos pero, sobretodo, porque su primer libro, con el mismo nombre, me conquistó por completo, me reportó una lectura perfecta y, además, la pluma de la autora había sido impecable. Por estos motivos, pasé a convertir La reina roja en una de mis mejores lecturas del año 2015. Por todo lo que acabo de comentar, no podía menos que estar deseando continuar esta trilogía que venía pisando fuerte y que tantísimo me encandiló por lo que, en cuanto tuve este libro entre mis manos, sin más demora, me puse con él. Tras terminarlo, tengo que decir, que aunque es un libro bueno que tiene buenos ingredientes y momentos de acción y traiciones inesperadas, también es verdad que, por otra parte, no puedo evitar sentirme decepcionada pues, para mí, no ha estado, en ningún caso, a la altura del primero y si ha decaído en muchos de los ingredientes que posee que, junto con las partes buenas, comentaré a lo largo de esta reseña.

La espada de cristal remota la historia en un punto interesante en donde se quedó La reina roja y que tantas ansias creaba a los lectores por continuar con su lectura y, una vez más, nos encontramos ante una historia sencilla y muy fácil de seguir, algo que hay que agradecer a la autora pues en estas obras de fantasía siempre es más complejo que una historia sea sencilla al poseer, en gran medida, terminología propia. Otro punto a destacar, como no podía ser menos, es que nos encontramos, al igual que su primera parte, con una obra sumamente original, el nuevo mundo creado por la autora, la división de rojos y plateados, los poderes y todo lo demás ha sido algo de lo que nunca me cansaré pues creo que está la historia tan bien creada que, de alguna manera, gustaría formar parte de ese mundo por más peligroso que fuera y es, en esta historia, la autora nos transporta por distintos lugares de esta nueva tierra creada por ella y el hecho de explorarla, de la mano de la protagonista, siempre me ha parecido interesante y bastante adictivo, tanto en esta historia, como en otras del mismo género. Por otro lado, tanto en La reina roja, como en La espada de cristal, la mezcla de mundos hace un choque importante y, a la vez, da lugar a una obra que, de verdad, es increíble. Con esto quiero decir que, por un lado, nos encontramos con una obra de reyes y reinas, torturas, traiciones palaciegas y luchas por la libertad pero, por otro lado, con elementos modernos como los aviones o los submarinos lo que, a mi entender, crean una fusión perfecta y da lugar a una obra cuanto menos interesante. También es verdad que, personalmente, en esta historia he logrado enamorarme de uno de los personajes por lo bien creado que está, por lo mucho que aporta a la historia y por tener una personalidad tan poco típica y tan distinta pero, sobretodo, por poseer lo mejor de ambos bandos, lo mejor de rojos y plateados. Con esto no puedo referirme a menos que a Cal, un personaje que impresionará en esta historia y nos dejará sin palabras porque, al igual que muchos de los otros personajes que irán apareciendo a lo largo de la obra, tanto buenos como malos, está sumamente bien creados que logra simpatizar con los lectores. De la mano de este personaje, al igual que con la protagonistas, de la que hablaré más adelante, nos regalarán breves pero muy buenos momentos románticos y robados, lo que hace que la historia adquiera un toque más dulce y no sea simplemente una mera lucha por el poder por lo que, en estas pocas ocasiones logrará emocionarnos al igual que cuando se dan otras situaciones verdaderamente tristes que logran que al lector se le asomen lágrimas y parezca increíble la pérdida de algún personaje que, en sí, ha significado tanto en esta historia. Por último, de las partes positivas, tengo que decir que es una historia con momentos puntuales de acción pero que, en su mayoría y en global, es una auténtica aventura por lo que estos dos ingredientes si bien es cierto que no estarán tan presentes como pudiéramos desear, si es verdad que logran hacer su aparición y eso es algo que se agradece enormemente.
Ahora bien, La espada de cristal, para mí, no ha estado a la altura de La reina roja en ningún momento y ha habido muchas partes que me han decepcionada por lo que comenzaré por el principio. La reina roja se publicó en octubre del año 2015 por lo que, prácticamente, va a hacer un año que pudimos disfrutar de él y, aunque fue una de mis mejores lecturas, un año es un año y han pasado por mis manos, al igual que por las de muchos lectores, muchas otras lecturas y, siendo una obra de fantasía, se esperaría que, al inicio de La espada de cristal o a lo largo de los primeros capítulos se hicieran recordatorios de lo pasado anteriormente, eso no ha ocurrido así que, en un principio, estaremos bastante perdidos hasta que nos volvamos a adentrar en la historia y recuperar algunos de los detalles sucedidos en la primera parte, que no suficientes, pues siempre habrá algo que quede en el aire por lo que, como se puede comprender, nada más inicia ya me ha supuesto un momento de confusión. Siendo sincera, pensé que esto se quedaría aquí pero, para mi sorpresa, esto no hacía más que empezar. La espada de cristal tiene elementos muy buenos, ya comentados anteriormente, pero si algo lo diferencia de La reina roja es que en esta historia escasean tanto los diálogos y los momentos de acción, pues prácticamente todo son planes de lo que hacer y búsqueda de gente especial, que el ritmo se vuelve demasiado lento, hay páginas y páginas apenas sin diálogos con exhaustivas narraciones que, en mi opinión, sobran y creo que la autora ha intentado dar tantas vueltas a lo mismo por crear relleno y hacer una historia más larga. Este hecho es algo que se repite incluso al final de la historia y es completamente frustrante el leer una historia lenta en la que hay momentos puntuales de acción que no sirven para mitigar todos los momentos de narración y que hace que la historia se vuelve, en mi opinión, totalmente aburrida. Esto se solucionaría sacando mitad de las páginas y centrándose en lo que de verdad importa pero la autora se ha querido pasar tanto de lista que nos ha regalado una historia en la que, poniendo un ejemplo, en cuatro páginas hay apenas dos o tres frases y la verdad es que, repitiéndome, el ritmo se ha ralentizado, provocando que la historia tenga partes más aburridas que otras y haciendo que no se sostenga el interés en lo que es la propia obra. Otra parte negativa, o por lo menos, para mí, lo ha sido, es que es una historia previsible, una obra que ya se sabe por donde va a ir y como va a terminar por lo que quedan suprimidos los magníficos giros en la trama que se nos ofrecía en La reina roja y nos encontramos ante una historia que sabremos, perfectamente, que rumbo va a tomar a medida que avanzamos en ella. Por último, de las partes que me decepcionaron esta fue, sin duda, la peor. Se trata de la protagonista principal, Mare, en esta ocasión me ha parecido insoportable, es un personaje prepotente, egoísta, se cree superior a los demás y única en sus especie, tiene un ego que no le cabe en el pecho y, lo peor, se cree indispensable cuando nadie lo es y son tan valiosos los personajes secundarios como ella misma. Es una joven que, en esta obra, está irreconocible, me ha decepcionado enormemente que la autora la haya creado de esta manera pues, incluso cuando le dan consejos una niña más pequeña que ella, los deshecha sin prestar atención y sin hacer caso a las sugerencias o advertencias de los demás, convirtiéndose en un personaje irritante y terriblemente difícil de aguantar.

La pluma de la autora es elegante y muy cuidada, aunque la historia, en si, es bastante compleja, lo cierto es que escribe con sencillez y transmite bastante, inclusive con todos los defectos que yo, personalmente, le he encontrado y, por otro lado, también es verdad que es muy versátil en cuanto a las distintas situaciones que narra y que logra ponerles un punto bastante especial. Independientemente de que el contenido de la obra me haya decepcionado, en gran parte, por la excesiva narración, eso no quiere decir que la autora no tenga una grandísima y buena pluma que destaca por su profesionalidad.
El ritmo, como he comentado, es completamente irregular, en su gran mayoría es lento cuando apenas hay diálogo entre los personajes pero, una vez que nos encontramos con partes con más de este elemento, lo cierto es que se vuelve más ágil, así como en momentos puntuales de acción. Esto ha sido totalmente decepcionante pues no pasaba en la primera parte y me ha costado mucho más leerla que La reina roja.
La narración, como en el primer libro, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Mare lo que, en esta ocasión, ha sido frustrante por lo ya mencionado anteriormente y creo que le favorecería mucho más o un cambio de personalidad a la protagonista o bien una tercera persona desde el punto de vista de los distintos personajes para mitigar las faltas de éste.

La edición es deliciosa, un regalo para la vista. En su interior nos encontraremos con distintas páginas dibujas que son fascinantes y, al inicio de cada capítulo, una flor de lis que no hace sino aportarle elegancia a todo el libro. Con respecto a la portada decir que es de ensueño, con unos colores mágicos que atraen al lector irremediablemente, La reina roja tiene una de las ediciones más bonitas que he tenido la oportunidad de ver.

En conclusión, La espada de cristal es una historia buena, una obra que mantiene la originalidad de su primera parte por el mundo tan increíble que la autora ha creado así como por la mezcla entre épocas, pasada y presente, dadas por todo lo relacionado con la monarquía y, por otro lado, con aviones, submarinos y demás. Con personajes que tienen una fuerza y un carisma que traspasan el papel, momentos puntuales de acción y aventura y la pluma de su autora que, cada vez, es más elegante y profesional, La espada de cristal es una obra que me ha decepcionado y, para mí, no está a la altura de su primera parte. Esto se debe al ritmo irregular que posee, dado por la escasez de diálogos, por tener una trama bastante previsible pero, sobretodo, por una protagonista que, en esta ocasión, es insufrible.


BUENO