lunes, 16 de febrero de 2015

Reseña Sígueme la corriente

SÍGUEME LA CORRIENTE

Título original: Sígueme la corriente
Autor: Menga Maxwell
Editorial: Esencia
Páginas: 480
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788408136644
Saga: -
Precio: 15.90 €

Muchas gracias a ESENCIA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Tony Ferrasa es un guapo, adinerado y exitoso compositor de música puertorriqueño. No hay mujer que se le resista y que olvide con facilidad su mirada verde y leonina.
Ruth es una joven que con apenas veinte años tuvo que hacerse cargo de su hermana recién nacida y de un hermano delincuente. Cuando parece que por fin consigue encauzar su vida, se queda embarazada y su pareja acaba abandonándola. Para sacar adelante a su familia acepta cualquier trabajo digno que se le presente, por lo que Tony y Ruth acaban conociéndose en una fiesta en la que ella sirve como camarera. A partir de entonces, como el destino es tan caprichoso, se encuentran en diversas ocasiones, y a pesar del interés que él le demuestra, ella se mantiene fría e indiferente. Poco a poco ambos se van enganchando a una no-relación que acaba por desvelarles que lo que sienten el uno por el otro es mucho más intenso de lo que están dispuestos a admitir. Intentan alejarse, pero cuanto más empeño ponen en ello, menos lo consiguen y más fuerte se hace la atracción.



OPINIÓN PERSONAL:

Megan Maxwell es una autora que, desde siempre, he disfrutado muchísimo, me encanta su desparpajo y su naturalidad a la hora de escribir y, debido a esto, cada vez que sale un libro suyo de ella estoy deseando leerlo. En cuanto me llegó Sígueme la corriente me puse con el y ahora, tras terminarlo, puedo decir que es una historia fabulosa, si bien cae en el prototipo de algunas otras historias románticas de la autora, también es verdad que tiene unos puntos a favor totalmente fuertes y que hacen que sea una obra totalmente genial y, como no podía ser menos, llena de sentimientos.

Al contrario que otras historias de la autora, pese a amar su forma de escribir, el inicio de Sígueme la corriente es más bien pausado, si es cierto que la atracción y el conocerse los personajes se da muy rápidamente pero, por otra lado, lo que es entrar en una relación es un poco más tranquilo y se va dando a medida que avanzamos en la historia, lo que quiere decir que aunque la parte sexual surge rápido, los sentimientos se irán desarrollando más lentamente. Esto no es una virtud ni un fallo, sencillamente tardaremos más en introducirnos en la historia, así como en el entorno y, además, tardaremos un poco más en conocer a los personajes ya que en esta obra aparecen muchos, no sólo por parte del protagonista masculino, sino en lo que a nuestra chica se refiere. Con respecto a ella decir que es la típica protagonista a la que Maxwell nos tiene acostumbradas, una joven con garra, carácter, luchadora e independiente, así como toda una madraza y muy cariñosa, lo que no nos causa sorpresa, Lo mismo del personaje protagonista, un cuarentón rico y soltero que, además, es un mujeriego y se enamora de la protagonista de clase media-baja. En este aspecto, la autora no nos ofrece nada nuevo pero si es verdad que el personaje masculino, Tony, nos enamora sin remedio y es que es el prototipo de hombre que toda mujer desea. Hablando de los personajes, en esta ocasión, ninguno de los protagonistas ha sido mi favorito, ni mucho menos, el personaje que más me ha enamorado, que más me ha divertido y más especial me ha parecido ha sido Jenny, la hermana pequeña de Ruth, la protagonista, la cual,desde que era un bebé, ha sido criada por esta último y, debido a esto, para Jenny, su hermana es su madre y viceversa. Jenny es una ternura, una niña dulce, llamada por sus familiares La reina de la telenovela y es que es tan adictiva a ellas que la forma de hablar de la misma es totalmente auténtica, divertida, tiene cada frase que nos reiremos a carcajadas, disfrutaremos como locos con ella y es que es el mejor personaje del libro y, no sólo de este, sino de todos los que hasta ahora ha escrito la autora, es totalmente maravillosa y una niña muy especial y única.
Tras el análisis de los protagonistas, continuamos con la historia, uno de los elementos que más me ha gustado, junto con el personaje de Jenny es que esta historia está cargada de temas profundos y muy duros y, debido a esto, nos encontramos con un sinfín de sentimientos que harán que los lectores disfrutemos muchísimo más de la obra y que sea, sin duda, más intensa y es que el tocar estos temas y que no sea una mera historia rosa aporta mucho a toda la obra, le da un toque dramático, desde mi punto de vista, y hace que sea totalmente impresionante y muy fácil de seguir. El hecho de que la autora, de alguna manera, juegue con los sentimientos del lector, angustiando y haciendo que se ría o llore, creo que es un elemento clave, no sólo en esta historia, sino en todas independientemente del género en el que se encuentre englobada.
Otro punto a destacar es, como no podía ser menos y como buena historia romántica que es, el amor que nace poco a poco y crece hasta límites insospechados y los momentos de gran pasión y, a la vez, románticos que se irán dando y que harán, sin lugar a dudas, que en ocasiones, suspiremos y disfrutemos, aún más si cabe de Sígueme la corriente, una obra que, además de tener amor y sentimiento, situaciones peligrosas y otras imprevisibles, nos ofrece una trama divertida y muy especial.


Como he comentando al inicio de la reseña, la pluma de Megan es deliciosa, escribe con muchísima sencilla pero a la vez frescura y realidad, imprima la historia con un punto coqueto y dicharachero que hará que cualquier tipo de lectura se nos haga amena. Además, escribe con mucha elegancia y un toque divertido que, sin duda, se ve reflejado en la obra.
El ritmo, como no podía ser menos, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y es que abundan los diálogos, serios y divertidos y, a la vez, con esta maravillosa forma de escribir no es para menos que la lectura sea amena y rápida.
La narración, por último, está hecha en tercera persona desde el punto de vista de Ana, mayormente, pero, en ocasiones, se pone en la piel de Rodrigo y, así, de esta manera, logra conectar mucho más con los lectores y hacer la historia redonda.

La edición me parece muy acertada, en su interior es sencilla y suave pero, con respecto a la portada es todo lo que cabría esperar, alegre y, a la vez, elegante, es un gran aporte a la historia.

En conclusión, Sígueme la corriente es una obra cargada de sentimiento y temas profundos, con un personaje secundario, Jenny, que enamora por completo y que nos hará vivir momentos totalmente divertidos y únicos. Una historia que, si bien tiene personajes típicos de la propia autora, destaca por la pluma de la misma y por tener momentos inolvidables.



CASI MÁGICO



9 comentarios:

  1. Hace mucho que no leo a Maxwell.. a ver si me animo de nuevo
    un beesito

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre me lo paso genial leyendo los libros de Megan, aunque es cierto lo que dices que a veces siempre sigue el mismo esquema para muchos de sus libros. Este será el siguiente que lea.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! He leído varios libros de la autora y me han gustado bastante, así que tengo ganas de leer este nuevo.
    Gracias por la reseña.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Que ganas tengo de que me llegue este libro =)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Aun no he leído a Megan en contemporánea y eso que tengo alguno, así que me esperaré a ver si me gusta antes de comprarme este jeje

    ResponderEliminar
  6. Hola^^
    Me apetece leer más cosas de la autora y este pinta muy bien. A ver si lo consigo pronto.
    besos!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta Megan Maxwell así que me lo apunto ^^
    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. no tengo mucho tiempo y por eso no leo mucho, pero me apetece leer algo de Megan. A ver si saco algo de tiempo
    Besitos :3

    ResponderEliminar