sábado, 7 de marzo de 2015

Reseña No hay amor sin espinas

NO HAY AMOR SIN ESPINAS

Título original: No Good Duke Goes Unpunished
Autores:  Sarah McLean
Editorial: Versátil
Páginas: 399
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788494358210
Saga: Reglas de los Canallas(3/4)
Precio: 18.90 €

Muchas gracias a VERSÁTIL por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Temple es más conocido como el “duque asesino” desde que años atrás fuera señalado como el autor de la muerte de Mara Lowe, la joven dama que iba a convertirse en la esposa de su padre. Incapaz de recordar qué sucedió realmente, lleva doce años reinando en los más oscuros rincones de Londres, convencido de que no hay redención posible para él.
Mara se juró a sí misma que jamás regresaría al mundo del que hace años huyó, pero cuando su hermano pierde toda su fortuna en “El Ángel Caído” la casa de juego con peor fama de la ciudad se verá obligada a intentar hacer un pacto con Temple, el hombre que no esperaba volver a ver y que resulta ser uno de los dueños del Casino.
Temple cree haber hecho un buen trato hasta que se da cuenta de que la dama oculta más de lo parece y va a necesitar cada pizca de su fuerza de voluntad para resistir la atracción que siente por esa misteriosa y enloquecedora mujer, que parece dispuesta a arriesgarlo todo por honor…

OPINIÓN PERSONAL:

Tercer libro de la tetralogía Reglas de los canallas y lo cierto es que estaba deseando leerlo por dos motivos, primero porque esta autora es, sin duda, de mis favoritas de romántica histórica y, debido a esto, todo lo que ella publique se, a ciencia cierta, que será una apuesta segura y, segundo, porque esta saga me parece tan original, divertida y llena de sentimientos que me ha cautivado desde el primer momento. Tras terminar, No hay amor sin espinas, puedo decir que es una obra increíble, la verdad es que me ha sorprendido para bien y, en esta ocasión, MacLean nos ofrece una obra aún más complicada e intrigante de las que hasta ahora hemos leído por lo que, desde mi punto de vista, mejoras a sus predecesoras y nos ofrece, además, una obra con un toque totalmente oscuro.

No hay amor sin espinas es una obra que, sin duda, desde el primer momento se nos introduce en el meollo de la historia, en el punto clave de todo y, poco a poco pero de forma breve y concisa, se nos pone en antecedentes para saber que ha sucedido en el pasado y como eso repercute al presente, de tal manera que podamos comprender, muy fácilmente, como se han desarrollado los hechos. De esta manera, no costará nada conectar con la obra y disfrutar de ella desde el primer momento sin necesidad de narración extra ni contemplaciones. Ahora bien, uno de los pilares de todas las obras que, además, es uno de los puntos fuertes de esta escritora, es que crea unos personajes protagonistas con un carácter tan bien definido, una personalidad marcada y fuerte que, no sólo conectan entre si, sino que serán dignos de admirar. Creo que es muy importante, por parte de cualquier autor, crear unos protagonistas con los que los lectores puedan simpatizar pero, independientemente de todo, es importante destacar que MacLean, en este aspecto, es una escritora soberbia que no hace sino sorprendernos con la creación de los protagonistas y, cuantos más libros de ella, más nos daremos cuenta de este detalle. Y es que sus personajes son tan humanos y reales como pocos, tienen un pasado complicado y, a la vez, tienen miedos y demonios internos pero, por otra parte, también tienen unas virtudes que destacan muchísimo por encima ce todas pero, a lo que me remito y que es lo más importante, es que son personajes que tienen tantos defectos como virtudes, un equilibrio perfecto que sienta las bases de una historia totalmente fascinante.
Continuando con el análisis de la historia, como ya he comentando al inicio de la reseña, No hay amor sin espinas tiene una parte que, en anteriores entregas de la saga no estaba presente, se trata de un toque totalmente oscuro  y peligroso que se siente desde el inicio del libro y esto hace que las emociones estén a flor de piel esperando que es lo próximo que va a suceder y, aunque es una obra de romántica, también es verdad que tiene otros elementos que la hacen totalmente perfecta, empezando por los que acabo de mentar, pero es que además cuanto más avanza la historia más compleja y dura se vuelve y más oscuridad y peligros nos invadirán. Creo que, con respecto a las demás y, por otra parte, dentro del propio género, No hay amor sin espinas es una obra totalmente original, una historia que nos ofrece puntos de vista totalmente únicos y a la vez fuera de lo común que la hacen aún más especial y cargada de magia. Este detalle no es el único, nos encontraremos con diálogos chispeantes y otros totalmente tensos que nos sorprenderán, al igual que toda la historia que es totalmente imprevisible y no dejará de impresionarnos a lo largo de toda la historia.
Como no podía ser menos, el amor es un tema que estará muy presente en esta historia, es un amor que nace de manera muy rara pero, sin duda, lo disfrutaremos también por lo original de la misma y, a la vez, los protagonistas nos ofrecerán momentos totalmente fantásticos y maravillosos que nos deleitarán. No cabe duda que, desde que se va conociendo la historia, nos daremos cuenta que es una relación bastante difícil y eso lleva consigo que sea mucho más intensa y que los sentimientos se multipliquen y la intriga y el misterio se intensifiquen notablemente. Por todo esto y más, que tendrá que ir descubriendo el propio lector, no me cansaré de recomendar No hay amor sin espinas y todos y cada uno de los libros de una saga que mejora muchísimo con cada entrega la cual, además, pese a ser libros que se relacionan entre sí por elementos comunes, también es verdad que cada uno pertenece a unos protagonistas distintos de tal manera que cada libro es una nueva aventura y una nueva historia de amor por descubrir.


Como vengo comentando, la pluma de Sarah, la autora, es totalmente deliciosa, desde el primer momento que he leído algo suyo me he quedado prendada y es que escribe de manera tan sencilla, elegante y llena de encanto que enamora sin remedio, es una forma de escribir perfecta que logra transmitir muchísimo con su bella y especial forma de narrar y, por eso, como ya he dicho, cualquier libro suyo es una apuesta segura. Además, en esta ocasión, se nota una versatilidad en su pluma fascinante pues, como he dicho anteriormente, su pluma se vuelve oscura y misteriosa lo que se ve totalmente reflejado en la obra.
El ritmo, así pues, pese a sus casi 400 páginas se lee en un auténtico suspiro, disfrutando de todas y cada una de ellas y es que abundan los diálogos y los capítulos no son excesivamente largos lo que hace que la lectura sea rápida y amena.
La narración, a su vez, está hecha en tercera persona, típico en estas historias, desde el punto de vista de Mara y de Temple, nuestros protagonistas, lo que hace que la historia se conozca muchísimo más y se logre conectar, desde el primer momento, con ella.

La edición, como todas las de la editorial, es muy sencilla y elegante y, además, tiene una portada preciosa, al igual que en su interior pero con unos colores preciosas y, sin duda, atractiva a la vista. Importante destacar que refleja a la perfección cierta parte de la trama que es una auténtica maravilla.

En conclusión, No hay amor sin espinas es una obra maravillosa, una historia totalmente arrolladora que, sin duda, supera con creces a sus predecesoras ya que, en esta ocasión, se nos presenta una trama sumamente original, llena de intrigas y misterios a la par que peligros y un gran toque de oscuridad que envuelve toda la obra. Con unos protagonistas muy especiales, No hay amor sin espinas es una obra preciosa, llena de sentimientos y muchísimas emociones que disfrutaremos desde el primer momento y, para mí, una de las mejores obras de la autora. Hablando de la misma, decir que su pluma continúa siendo completamente deliciosa, única y rebosante de magia pero, en este libro, nos demuestra, además, cuan versátil y auténtica puede llegar a ser.



SIMPLEMENTE MÁGICO