jueves, 4 de junio de 2015

Reseña Violet y Finch

VIOLET Y FINCH

Título original: All the Brigth Places
Autores:  Jennifer Niven
Editorial: Destino
Páginas: 400
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788408141426
Saga: -
Precio: 14.95 €

Muchas gracias a DESTINO por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse?Esta es la historia de una chica que aprende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos.

OPINIÓN PERSONAL:
Violet y Finch es una historia que, desde hace muchísimo tiempo estaba deseando leer y es que se trata de una historia juvenil y dramática lo que, entre tanta historia fantástica, se nos presenta como un soplo de aire fresco y un cambio en el género de literatura que, como siempre digo, de vez en cuando, viene muy bien. Aunque Violet y Finch es una historia dramática, como acabo de comentar, lo cierto es que tiene tintes románticos y es una historia que me ha parecido muy especial y, ciertamente, aunque me gustó, también hubo partes que no me terminaron de convencer y que comentaré a lo largo de esta reseña.

Lo primero que tengo que decir de esta historia es que es muy simple, muy sencilla y fácil de seguir, independientemente de los distintos temas que se toquen en ella y es que me ha parecido que la autora ha conseguido crear una historia que lograremos vivir intensamente por los distintos elementos que conforman la misma y que, sin duda, pese a las partes que, para mi, me han parecido negativas, creo que tiene muchos puntos a su favor, sobretodo, por la forma tan maravillosa en que la autora, Niven, escribe. Ahora bien, uno de los puntos bases de la historia es, sin lugar a dudas, los protagonistas, tanto Violet como Finch son dos seres que se comprenden de una manera increíble y con los que conectaremos desde el primer momento y lo cierto es que están creados de una manera tan única que sólo con sus personalidades logran dar forma a la historia y casi llenarla. Además, tanto Violet como Finch tienen una forma de ser muy similar que no igual y es que son tan complejos y tan llenos de problemas que la autora, de alguna manera, logra hacerlos cercanos al lector y eso hace que la historia sea muchísimo más sentimental que es, sin duda, otro de los puntos por los que destaca la historia. Violet y Finch posee una trama cargada de emoción y distintos sentimientos que logran emocionarnos y sobrecogernos constantemente y durante toda la lectura de la misma y logran imprimirle un toque de realidad a la historia que, por otra parte, viene complementada por ciertos problemas que se darán a lo largo de la misma y que, lamentablemente son sumamente reales. Con estos problemas que acabo de comentar, invitar a la reflexión de una manera brutal, logran conectar con el lector y darnos cuenta de lo que puede pasar en los colegios u otros sitios y como se sienten los adolescentes al tener que lidiar con ellos. Creo que es un libro muy especial en el sentido que trata temas totalmente reales. Estos problemas vienen dados de una forma clara y directa aunque, en parte, todo lo que envuelve a Finch es un misterio que se irá desvelando con cuentagotas, al contrario que Violet la cual, desde el primer momento, conoceremos que es lo que la traumatiza y cuales son sus pensamientos más íntimos al respecto. Debido a esto, Finch es un personaje misterio, un personaje que está envuelto por una aura de intriga muy importante y que hace que la obra adquiera un toque de ésto y poco a poco, se vaya completando.Por otro lado, si es cierto que esa historia posee un toque de amor romántico, lo cierto es que este amor no es, para nada, frívolo, ya que se trata de un amor que ayuda a los personajes y nace de una manera preciosa y se va incrementando a lo largo de la historia y que, en parte, es un rayo de luz en la oscuridad en la que se encuentran nuestros protagonistas, una oda a la vida y un toque de esperanza y fe muy importantes. Como ya he comentado, al inicio de la reseña, Violet y Finch es una historia muy dura, una historia en donde las lágrimas estarán aseguradas y un nudo en la garganta se abrirá paso a medida que nos vamos acercando al final el cual, por otra parte, es contradictorio en el sentido de que por un lado puede preverse pero, por otro, es inesperado, con lo cual aunque nos hará sufrir, en cierta manera no logrará sorprendernos y nos dejará con un regusto amargo y una tristeza infinita. Ahora bien, la parte más negativa que le he encontrado a esta obra es que entiendo que sea una historia dramática pero por como se va desarrollando y el toque de fe y esperanza del que he hablado anteriormente, pero lo que no entiendo es ese exceso de drama gratuito que hace que, tras terminar el libro, logremos sentirnos mal y, desde mi punto de vista, está muy bien cambiar de tema y usar el drama de forma moderada, pero la autora ha querido explotar tanto el tema que se ha pasado y esto hace que, tras terminarlo, no quedara satisfecha con su lectura y, en parte, me ha decepcionado ante ese final inesperado del que he hablado en esta reseña.

La pluma de Jennife Niven, por otra parte, me ha parecido deliciosa, escribe de forma muy fresca y simple pero, a la vez, le aporta a la historia un toque de delicadeza que todos los temas duros que en ella se tocan son narrados de una forma completamente exquisita lo que, sin duda, en esta clase de historias se agradezca enormemente además de que, su pluma es sumamente elegante.
El ritmo, a su vez, con todo lo que menté anteriormente, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y esto hace que con sus más de 400 páginas leamos la historia en un auténtico suspiro y de forma muy amena.
La narración, además, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Violet y Finch, respectivamente, lo que hace que se conozca más íntimamente la obra y se logre conectar con ella. Además, de esta manera, los dos personajes tienen protagonismo por igual y, en esta clase de historia realistas y duras, creo que es lo más acertado.

La edición, en su interior, es muy sencilla y cada capítulo divido de una manera muy bonita y simple. Con respecto a la portada, decir que es muy original y delicada, me ha cautivado desde el primer momento.

En conclusión, Violet y Finch es una obra muy buena que abarca temas muy reales y duros, temas que están a la orden del día y que, por otra parte, nos sobrecogerán por la forma tan especial en la que la autora escribe. Además, con unos personajes muy completos pero, a la vez, complejos, Violet y Finch nos ofrece una obra dramática juvenil que invita a la reflexión pero que, a la vez, me ha decepcionado por un exceso de drama y una sensación agria al terminar su lectura.


MUY BUENO