miércoles, 18 de mayo de 2016

LA LUNA EN TUS MANOS...

Hola lectores!
Escribo esta entrada para daros una noticia que me llena de alegría y es que una de mis escritoras favoritas de romántica, desde la primera vez que leí un libro suyo, publica, este verano, ya mismo, su nuevo libro de la mano de la editorial Libros de Seda.
Rita Morrigan es una autora que escribe con una elegancia y una delicadeza innatas que tocan el corazón y con sus descripciones impregnadas de magia hacen que todos y cada uno de sus libros sea una auténtica maravilla.
Desde aquí, mostrar todo mi apoyo a mi querida autora y también amiga desde hace mucho tiempo, Rita y darle la enhorabuena por una obra que, sin lugar a dudas, desprende magia y misterio.
Mucha suerte con este nuevo libro mi querida Rita Morrigan!!
Sin más, os dejo la portada y la sinopsis y, para saber más acerca de los libros de la autora, tenéis que ir a la sección de Reseñas - Romántica Adulta. Espero que os interese tanto como a mí y que, como siempre, me dejéis vuestros comentarios.

LA LUNA EN TUS MANOS

La tranquila vida de María Lezcano se tambalea a los diecinueve años, al darse cuenta de que está profundamente enamorada de su hermano adoptivo, Eric. Pero eso no está bien visto en la Inglaterra de 1870… Cuando el joven se da cuenta de que él también está enamorado de ella, decide abandonar el hogar familiar sin dar explicaciones antes de hacer daño a la familia que con tanta generosidad le acogió cuando era niño. Su partida destroza el corazón de María y de sus padres, que no acaban de comprender los motivos de su huida. Alejandro Montenegro tal vez sea la oportunidad que María estaba esperando, la opción definitiva que le permita olvidar a Eric. Sin embargo, no puede permanecer mucho tiempo a su lado, porque en su país, Cuba, estalla la revolución, justo después de haberle propuesto matrimonio. Y claro, María no es de las que se sientan a esperar: convence a su amiga para partir hacia Cuba, una isla misteriosa y legendaria… Tanto como el atractivo pirata inglés que asalta su barco en mitad de su viaje. No, no puede ser él… ¿o sí?