viernes, 15 de septiembre de 2017

Reseña El palacio malvado

EL PALACIO MALVADO

Título original: Twisted Palace
Autor: Erin Watt
Editorial: Oz
Páginas: 336
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788416224500
Saga: Los Royal(3/5)
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a OZ EDITORIAL por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
La joven Ella Harper ha sido la última en llegar al palacio de la familia Royal y, aunque los cinco hijos de Callum Royal intentaron hacerle la vida imposible, finalmente se ha hecho un hueco y ahora es la pareja de uno de ellos, Reed.
Todo cambia cuando Brooke, la prometida de Callum, muere asesinada y todos los indicios apuntan a Reed. Además, las preocupaciones de Ella no acaban ahí: su padre, supuestamente fallecido, está vivo, y la quiere fuera de la mansión de los Royal.
Ella tendrá que descubrir al verdadero asesino si quiere salvar a Reed de la pena de muerte.



OPINIÓN PERSONAL:
El palacio malvado es la tercera parte de la saga Los Royal y lo cierto es que estaba deseando leerlo por varios motivos entre los que destaca, sin duda, la pluma de sus dos autoras la cual, por cierto, una de ellas es Elle Kennedy y estoy complemente enamorada de su forma de escribir pero, el otro motivo importante es que esa saga es sorprendente, desde el primer momento conquista por su toque a cuento de hadas, por estar cargada de sentimiento y, por otro lado, por ofrecernos una trama llena de buenos ingredientes. Tras terminar El palacio malvado tengo que decir que es una obra maravillosa, una obra que, para mí, lo tiene todo y que cierra la historia de Reed y Ella pues, los otros dos libros de esta saga que vienen después de este, corresponden a la historia de Easton Royal, otro de los hermanos por lo que será sumamente interesante el poder disfrutar también de su historia.

El palacio malvado retoma la historia en un punto clave en donde El príncipe roto terminó y es que este final de la segunda parte fue totalmente inesperado e impactante por lo que nos dejó con muchísimas ganas de saber más y continuar con la historia. De esta manera y con gran habilidad, Erin Watt no sólo continúa la historia en donde se terminó esta, sino que haciendo pequeños recordatorios de todo lo acaecido en El príncipe roto, hace que el lector se sitúe muy fácilmente en la obra, recordando todo a la perfección y, a la vez, haciendo que no nos perdamos ningún detalle y podamos seguir la historia sin ningún tipo de complicación. Por otro lado, nos encontramos ante una obra sencilla, muy fácil de adentrarse en ella y, a la vez, de disfrutar por lo que la conexión con el lector se dará desde el primer momento y pese a sus más de 300 páginas lo leeremos en un auténtico suspiro. La verdad es que cada parte de la saga, por lo menos hasta el momento, nos ha brindado un tipo de historia distinta, las autoras nos han llevado por distintos caminos y, en esta ocasión, vuelven a sorprendernos ante una historia que bien podría pasar por un thriller o, incluso, una novela negra pues, durante toda su lectura, será un asesinato el que mantendrá en vilo a los lectores y a los propios personajes, y esto hace que, como no podía ser menos, la intriga y el misterio estén asegurados y haga que El palacio malvado sea una obra única en medio de esta saga tan especial y maravillosa. En mi opinión, el hecho de que nos encontremos ante una historia que pasa rápidamente de basarse en un romance a tener como centro un asesinato, nos habla de la gran habilidad y manejo de las autoras para crear una obra tan completa, especial y adictiva como pocas pues, además, aunque si es cierto que este es el tema principal, también es verdad que como temas secundarios nos encontraremos el romance de los protagonistas, Reed y Elle, problemas típicos de adolescentes y, sobretodo, muchísimo drama familiar que viene coronado, a su vez, por los muchos y muy efectivos giros en la trama que hacen que nos quedemos sin palabras conforme vamos avanzando en la historia y es que, aunque es una obra ficticia, también es cierto que tiene elementos muy reales y eso hace que la mezcla entre ficción y realidad se haga más patente y sea una auténtica delicia. Como acabo de comentar, nos encontraremos con escenas románticas, llenas de pasión y dulzura que, de alguna manera, ponen la parte más tierna de esta historia y hacen que se suavicen todos los elementos negativos que conforman esta historia y que, además, hace las delicias de aquellos lectores mucho más románticos a la par que llena la obra de muchísima emoción con los sentimientos a flor de piel. Por último destacar, como no podía ser menos, la buenísima creación de los personajes, con una personalidad intachable y que logran conectar con el lector, a la par de estar sumamente bien caracterizados por su manera de hablar lo que hace que, tanto si son protagonistas, como secundarios, nos enamoremos sin remedio de ellos.

Aunque a lo largo de toda la reseña me he referido a Erin Watt como "la autora" tengo que dejar claro que nos encontramos ante una saga escrita a dos manos por la grandísima Elle Kennedy, de la cual he tenido la oportunidad de leer otra saga y me cautivó sin remedio, y Jen Frederick, autora de la que no había leído nada y la verdad es que estoy deseando poder probar su pluma en solitario. Como en el caso de La princesa de papel, las dos autoras escriben de una manera exquisita y excepcional, sobran las palabras que puedan expresar todo lo que me han hecho sentir con una forma de escribir tan perfecta y tan bien compenetrada como pocas y continúa muy en el estilo del primer libro  pero, en este caso, se ve la obra mucho más madura y profesional, algo que hará las delicias de cualquier amante de la buena lectura.  Con una pluma elegante, cuidada y cercana, Erin Watt se cuela en el corazón de los lectores con una manera de escribir tan sumamente emotiva e intensa que nos dejará sin palabras. Además, creo que el aire de sensualidad y peligro que rezuman sus cinco chicos se ve reflejado en toda la historia así como en pluma que se adapta a las distintas situaciones y nos demuestra lo sumamente versátil que es. 
El ritmo, a su vez, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y la adicción que crea esta historia y la conexión que se forma con el lector hará que no sólo se lea, sino que se devore, y nos encontraremos con un ritmo que, lejos de decaer, no hace sino agilizarse.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Ella y de Reed, los protagonistas principales, otro grandísimo acierto por parte de las autoras pues hace que la conexión del personaje con el lector sea máximo, se comprenda mejor la historia y, a la vez, se viva como si de ella se formara parte.

La edición, en su interior, es sumamente sencilla, sin nada que destacar y, con respecto a la portada, decir que me parece preciosa, muy elegante, cuidada y a la vez con un aire real que, sin duda, representa en gran parte lo que la historia nos cuenta.

En conclusión, El palacio malvado es una continuación de saga increíble, una historia sencilla y retorcida a la vez que bien podría considerarse un thriller y novela negra por lo bien llevada que está y la manera en que las autoras manejan la mente del lector. Con muchísimo drama, problemas serios y muy reales que hacen que se cree una mezcla de ficción y realidad importante, momentos muy románticos y llenos de pasión y unos personajes bien creados y caracterizados, El palacio malvado es una historia preciosa llena de sentimiento, muy adictiva y que finaliza una etapa de esta saga de 5 libros, la historia de Reed y Ella.

SIMPLEMENTE MÁGICO