miércoles, 20 de septiembre de 2017

Reseña Stealing Snow

STEALING SNOW

Título original: Stealing Snow
Autores:  Danielle Paige
Editorial: Roca
Páginas: 384
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788416700684
Saga: Stealing Snow(1/2)
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a ROCA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Snow, una chica de 17 años, ha pasado la mayor parte de su vida encerrada entre los muros del Instituto Whittaker, un hospital para enfermos mentales de alta seguridad en la parte alta de Nueva York. Sumida en una depresión, ella sabe que no está loca y que no debería estar interna en dicho hospital. Cuando conoce a un misterioso y guapo nuevo paciente y sueña con un extraño árbol en forma de espiral, Snow se da cuenta de que ha llegado el momento de escaparse para descubrir quién es en realidad.

OPINIÓN PERSONAL:
Danielle Paige es una autora que me fascinó con su retelling de El mago de Oz y, por este motivo, estaba deseando poder disfrutar de esta nueva obra suya, Stealing Snow, otro, seguramente, increíble retelling, en este caso, de La reina de las nieves y, diciendo más, este tipo de historias de fantasía me tienen cautivada porque, de alguna manera, nos traslada a nuestra infancia pero con un toque más fuerte y más adulto. Tras terminar Stealing Snow puedo decir, sin duda, que es un inicio de bilogía fascinante, una obra que desprenden magia y aventura y que, por otro lado, prueba que la autora es, sin duda, una maestra en cuanto a re-interpretaciones de cuentos clásicos y, a la vez, aunque es una historia preciosa, también es cierto que me faltó una pequeña parte que, con todo lo bueno, comentaré a lo largo de esta reseña.

Stealing Snow es una historia que, desde la primera página, te atrapa entre sus redes pues, sin duda, es una obra muy simple y fácil de seguir y, pese a sus casi 400 páginas lo cierto es que se lee en un auténtico suspiro y disfrutaremos de todas y cada una de ellas pues, si algo destaca esta historia es que mezcla, por un lado, realidad de problemas serios de la vida, tanto familiares como otros en los que se refiere a la parte en la que la protagonista está encerrada en un psiquiátrico o las mentiras familiares que, si bien es cierto que tienen mucho que ver con la parte fantástica, también es verdad que los problemas entre la familia son muy normales y reales. De esta manera, nos encontramos con una mezcla perfecta de ingredientes que logra crear tantísima adicción que nos encontraremos con una obra que, sin duda, no podremos parar de leer hasta terminarla. Tengo que destacar, como ya he comentando, nos encontramos ante una historia de fantasía basada en uno de los cuentos más populares, La reina de las nieves, y la verdad es que, como me ha pasado en la otra obra de la autora, a medida que avanzaba en esta historia, me sentía como una niña leyendo su cuento y, sin duda, este paso de transportarnos a nuestra niñez se da en muy pocas ocasiones y, cuando se da, hay que aprovecharlo al máximo. Es una obra repleta de magia y seres maravillosos los cuales poco a poco iremos descubrimiento pero lo cierto es que tengo que decir que, tanto la protagonista principal, como los personajes secundarios, están sumamente bien creados y caracterizados por su manera de hablar, son personajes, tanto protagonistas como antagonistas, a los que será muy fácil comprender y simpatizar con ellos por lo que, sin duda, otro punto a favor de esta grandísima autora. Debido a que es una historia que, sin duda, nos planteará muchas más preguntas que respuestas, nos encontramos con una trama llena de misterio y que hará que los lectores estén continuamente intrigados, de ahí que haya otra parte que, sin duda, será sumamente adictiva y hace que se convierta la trama en un auténtico misterio lleno de pistas por resolver. Como no podía ser menos, tengo que destacar, por otro lado, que Stealing Snow es una obra llena de aventura, desde la primera página y hasta la última viviremos, junto a los protagonistas, miles de aventuras que nos reportará una obra maravillosa que disfrutar casi por completo. Además, unido a que nos encontramos ante una auténtica aventura, tengo que destacar el hecho de la creación de un mundo paralelo, un mundo nuevo que, cuanto más lo conocemos, más nos enamoramos de él y es que es totalmente fascinante el poder leer descripciones de hechos y/o lugares que se darán en él y, sin duda, ha sido una de las partes más bellas de esta historia y que más me ha conmovido, junto con la protagonista la cual deben descubrir los lectores pero que, sin duda, es una auténtica heroína. Destacar, también, que la historia tiene pequeños y efectivos giros en la trama que, por otro lado, nos dejarán sin palabras, pues hacen que sea muchísimo más interesante y que mantenga a su lectores con cierta expectativa de lo que pueda ir pasando.
Ahora bien, hay una pequeña parte que me faltó en medio de esta historia llena de aventura y, por supuesto, muchísimo drama con pequeños toques de emoción y es que, para mí, tendría que tener una historia de amor más importante y desarrollada que, de alguna manera, equilibrara la balanza con la dura realidad y la fantasía y, de esta manera, hiciera las delicias de los lectores más románticos pues creo, sinceramente, que una historia de amor es siempre el complemento perfecto a cualquier obra pues sirve para, de alguna forma, balancear los ingredientes de la misma.

La pluma de Danielle, como ya he comentando, es maravillosa, escribe de una manera sencilla, llena de encanto y, porque no decirlo, desprende magia por doquier por lo que es un auténtico placer el poder disfrutar de sus obras que, además, son tan originales y preciosas. Tiene una forma de escribir, además, deliciosa y siempre elegante lo que hace que, con cada nueva obra suya, nos enamore muchísimo más pues, por otro lado, es cierto que su forma de escribir es muy versátil y se adapta a las distintas situaciones.
El ritmo, además, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y eso hace que, pese a sus más de 300 páginas, lo leamos en un auténtico suspiro y disfrutemos de todas y cada una de ellas.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Snow, la protagonista, lo que siempre es un acierto pues hace que los lectores conectemos más con ella y, a la vez, comprendamos mucho más la historia y, como está en primera persona, será una conexión única que se dará entre lector y protagonista pro la grandísima forma que tiene de ser y, sin duda, por ser, como ya he comentando, una auténtica guerrera.

La edición, en su interior, es muy sencilla, sin nada a destacar y, con respecto a la portada, decir que es preciosa, elegante y muy cuidada. La verdad todas las ediciones de esta historia son preciosas.

En conclusión, Stealing Snow es una historia preciosa, una re-interpretación fascinante del cuento de La reina de las nievas que nos hará vibrar y transportarnos a nuestra niñez pero, como no podía ser menos, con un toque mucho más maduro. Con muchísima aventura, un lugar maravilloso que no nos cansaremos de conocer, muchísima intriga y misterio, unos personajes bien creados y caracterizados y una mezcla perfecta entre realidad y fantasía, Stealing Snow es una historia maravillosa con muchísimos puntos a su favor pero que, para mí, decae por la falta de romanticismo que, estoy segura, sería la guinda de esta maravillosa historia.

CASI MÁGICO