viernes, 1 de mayo de 2020

Reseña El último verano de Silvia Blanch

EL ÚLTIMO VERANO DE SILVIA BLANCH

Título original: El último verano de Silvia Blanch
Autores: Lorena Franco
Editorial: Planeta
Páginas: 320
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788408221715
Saga: -
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a PLANETA por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Un amor prohibido siempre arrastra mentiras.
Un crimen siempre deja huellas.
La última persona que vio a Silvia Blanch, desaparecida sin dejar rastro el verano de 2017, está muerta. Silvia era joven, guapa y estaba destinada al éxito. Alex, una joven periodista, será la encargada de ir hasta el pueblo de Montseny, donde vivía Silvia y donde se le perdió la pista, para hablar con su familia y escribir un artículo cuando se cumple un año de la desaparición.
Una vez allí, empieza a desempolvar todos los detalles de la desaparición en busca de respuestas. Rodeada de secretos y mentiras, no tardará en notar que su presencia molesta a los habitantes del pueblo. Sobre todo a uno de los principales sospechosos, por quien Alex se sentirá irremediablemente atraída a pesar de lo que parece esconder.


OPINIÓN PERSONAL:
El último verano de Silvia Blanch es una historia que estaba deseando leer por dos motivos principalmente. El primero es que, actualmente, estoy muy enganchada al género de thriller y novela negra, me parece muy adictivo a la par que fascinante el hecho de que este tipo de novelas son como un auténtico puzzle que hay que ir armando y eso, unido a la adrenalina y a los momentos trepidantes es increíblemente fantástico. El segundo motivo es que, como siempre digo, estoy deseando probar la pluma de nuevos autores, nuevos para mí, claramente, en este caso, la de Lorena Franco y ver que nos podría ofrecer. Tras terminar El último verano de Silvia Blanch tengo que decir que es una historia fascinante, una obra que me ha mantenido pegada a sus páginas hasta el final, cargada de buenos elementos que comentaré a lo largo de esta reseña y que, para mí, sólo tiene una parte negativa que, obviamente, también comentaré. Por otra parte, decir que la pluma de la autora me parece soberbia y que estoy deseando repetir con más historias suyas.

El primer capítulo de esta historia, por un motivo concreto, me parece bastante duro e impactante, creo que la autora viene pisando fuerte y eso nos habla mucho de los elementos que podemos esperar a lo largo de toda la historia. Tengo que decir que, raramente me ocurre esto con un thriller, pero que ya desde este primer capítulos se me han puesto los pelos como escarpias, me he emocionado y, lejos de que este sentimiento se pasara, creo que El último verano de Silvia Blanch es una historia que tiene muchos elementos a su favor y uno de ellos el que más me ha sorprendido, sin duda, es que es una obra que, desde el primer momento, nos sobrecoge el corazón, nos hace sentir mucho y esto es algo que, por suerte, se mantiene durante toda la historia y es que con todo lo que sucederá en apenas 300 páginas que tiene la obra, dice mucho el poder hacer que el lector se sienta formar parte de la misma, es decir, se sienta uno más, de tal manera que nos trasportaremos a la obra y seremos Alex, la periodista y protagonista de esta historia y, con ella, sufriremos, lloraremos pero, sobretodo, viviremos intensamente este tipo de historias. Como no podía ser menos, tras leer el título de la historia, la sinopsis y demás, nos encontramos ante un auténtico thriller, una novela negra de principio a fin que, sin duda, tiene un toque sumamente oscuro y retorcido que nos dejará sin palabras ante la mente prodigiosa de la autora y como es capaz de crear una historia en donde no da puntada sin hilo, juega con la mente de los lectores de una manera fascinante y, a la vez, nos confunde y nos lleva por caminos insospechados. Esto se debe a que, por el género en que se enmarca esta historia, por como está narrada y por lo que cuenta, nos encontramos ante un misterio, pero un misterio en donde todas las piezas está esparcidas, un auténtico puzzle sin sentido que, poco a poco, irá tomando forma no sin antes lograr que el lector se imagine mil y un escenarios, mil y un asesinos y, aún así, no será hasta bien entrada el final y cuando la autora quiere que desvelaremos quien es realmente el que ha ocasionado la desaparición de Silvia. Esto es fabuloso porque, personalmente, he estado toda la historia intentado encajar las piezas y, como digo, no será sino cuando la autora quiera, en donde se nos irán dando más y más pistas hasta que por fin todo encaja a la perfección. Es increíble que una historia tan breve puede ser a la vez intensa y trepidante, que atrape al lector entre sus páginas y que los sentimientos estén a flor de piel durante toda su lectura. Ahora bien, si ya de por si el tema de la desaparición de esta joven ya me parece suficientemente duro, debo decir que nos encontramos con que, a lo largo de toda la historia, debido a que está narrado por distintos puntos de vista, incluido el de Silvia, podemos darnos cuenta que es una historia que toca temas muy difíciles y complicados, temas que nos dejarán sin palabras y que no serán más que piezas que añadir al rompecabezas y es que si tiene algo El último verano de Silvia Blanch es que es una historia que perfectamente podría suceder en la realidad y eso hace que sea aún más macabra si cabe. Por otro lado, esta historia posee muchísimos giros en la trama, debemos tener mil ojos y bien abiertos porque, sin duda, nada es lo que parece, no se puede confiar en nada ni en nadie y, en ocasiones, nos encontraremos en situaciones de alto riesgo que nos dejarán sin aliento y no harán sino que la historia cobra mucha más emoción. Tengo que destacar, por otra parte, que la mayoría de esta historia se sucede en un pequeño pueblo y, aunque es un poco tétrico por lo acaecido anteriormente, lo cierto es que me ha parecido un lugar bonito con las descripciones que ha hecho la autora de el, me ha encantado pese a todo y lo cierto es que la autora, que comentaré más adelante, tiene una pluma increíble. Hay que tener muy en cuenta que nos encontramos ante una historia llena de secretos, con personajes reacios a hablar y donde todo será un auténtico misterio y eso, en muchas ocasiones, tanto en la realidad como en la ficción pasa factura y, aunque me ha encantado y era muy necesario, se ve afectado bastante el final con ello. Con respecto a los personajes, todos y cada uno de ellos están sumamente bien creados y caracterizados por su manera de hablar, algo que se agradece muchísimo en una historia en donde, cada uno de ellos, tiene un papel muy importante. A lo largo de El último verano de Silvia Blanch se sucede una historia de atracción y, poco a poco, amor, será una historia que cobrará importancia en determinado momento pero, también es verdad que no será el centro de la misma, como es lógico, debo destacar que, en ciertas ocasiones, nos regala momentos bonitos aunque, en otras, no tanto, y, de todas maneras, forma un buen equilibrio con los elementos que nos encontramos en esta historia.
Como he comentando, sólo hay una parte de la historia que no me ha terminado de gustar, es una parte que, aunque esperada y predecible por todos los secretos que salieron a la luz, la verdad es que me ha parecido un final muy precipitado, es decir, un final en donde todo se sucede muy rápido y, aunque si es cierto que todas nuestras dudas quedarán despejadas, no puedo evitar pensar y sentir que necesitaría algo más en determinado tema que, sólo los que se lancen a la aventura de leer esta historia, podrán comprender.

La pluma de Lorena, la autora, me ha encantado desde el primer momento, escribe de manera muy sencilla pero siempre elegante y, sobretodo, muy profesional, algo que se agradece muchísimo. Tiene la capacidad de adaptarse a los distintos personajes y, a la vez, aportarles luz o oscuridad, lo que nos habla de una forma de escribir sumamente versátil. Por otro lado, tengo que decir que es una autora que logra conectar muy bien con los lectores, su pluma y su manera tan especial y oscura de narrar te atrapa desde el primer momento y eso es una auténtica maravilla. Sin duda, estoy deseando repetir con esta autora.
El ritmo, por otra parte, es muy ágil y constante, se mantiene así desde la primera página y, aunque hay capítulos donde sólo hay narración, lo cierto es que la adicción que crea este libro hace que el ritmo no decaiga y se mantenga constante lo que, por supuesto, hará que la lectura sea rápida y amena pues yo, personalmente, lo he leído en un par de horas.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de varios personajes importantes en la historia lo que, en mi opinión, es un auténtico acierto porque, en especial, uno de ellos no hace sino ponernos los pelos como escarpias y aumentar la intriga que ya de por si es mucha. 

La edición, en su interior, es sumamente sencilla, sin nada que destacar y, con respecto a la portada decir que es oscura y muy elegante, muy atractiva a la vista por lo que, en mi opinión, invita a la lectura de la historia.

En conclusión, El último verano de Silvia Blanch es una historia oscura, llena de intriga y muchísimo misterio, secretos que permanecen ocultos y ahí deberían quedar y, además, una historia en donde nada ni nadie es lo que parece y toca desconfiar de todo el mundo. Nos encontramos ante un auténtico thriller y una novela negra con momentos duros y trepidantes, con momentos de gran peligro y, a la vez, giros en la trama inesperados que nos dejarán sin palabras, con un autora que posee una pluma totalmente maravillosa, muy versátil y elegante a la par que profesional y que tiene la virtud de jugar con la mente de los lectores. Con unos personajes bien creados y caracterizados por su manera de hablar, descripciones de un pequeño pueblo que nos encandilarán y una historia de amor muy complicada que nos regala momentos bonitos y caso como robados, El último verano de Silvia Blanch es una historia que, para mí, decae por tener un final en parte esperado pero muy precipitado y rápido que, aunque todas las respuestas quedan resultas lo cierto es que sentiremos que nos falta algo.

CASI MÁGICO



9 comentarios:

  1. Hola!!
    Ya he visto este libro varias veces y la verdad todo el mundo lo pone genial, aunque no es el genero de lectura que me suele llamar la verdad que este me lo estoy planteando jeejeje
    Gracias por la reseña.
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola! He visto varias reseñas de este libro y hace tiempo que lo tengo apuntado en mis pendientes así que espero leerlo pronto porque es un género que suelo disfrutar. Me alegra que te haya gustado. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me lo llevo apuntado que pinta muy bien.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. tengo millones de ganas de poder leerlo ^^
    y espero hacerlo pronto muajajajja
    un beso preciosa

    ResponderEliminar
  5. A este le tengo muchísimas ganas. Menos mal que ya van a abrir las librerías. Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Dolo, lo he visto reseñado en muchos sitios pero no sabría decir si es mi estilo 100%. Me lo apunto igualmente para una futura lectura. :)

    ResponderEliminar
  7. Buenaas!
    Pues he visto reseñas bastante buenas del libro así que no descarto leerlo ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar