miércoles, 21 de octubre de 2015

Reseña La ley del espejo

LA LEY DEL ESPEJO

Título: La ley del espejo
Autor:  Yoshinori Noguchi
Editorial: Comanegra
Colección: Colección de Emociones de Comanegra
Páginas: 99
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN:  9788493600686
Precio: 14.50 €

Muchas gracias a COMANEGRA por el ejemplar.

SINOPSIS:
A partir de una historia sencilla y emotiva, Yoshinori Noguchi (Hiroshima, 1963), un reconocido experto en coaching y asesoramiento psicológico, nos sitúa delante de un espejo para enfrentarnos con nuestro interior que es, en definitiva, el que determina todo lo que nos sucede en la vida.
Eiko está preocupada porque los niños del colegio maltratan a su hijo Yuta, y se siente totalmente impotente y sola ante un problema que no sabe cómo resolver. Hasta que su amigo Yaguchi le ofrece un método sorprendente que la hará vivir la situación más difícil de su vida: enfrentarse a sus fantasmas y seguir adelante con espíritu nuevo.

A medio camino entre el coaching y las constelaciones familiares, La ley del espejo nos reencuentra con una filosofía oriental renovada y nos propone pautas claras y efectivas para resolver de raíz los problemas de la vida.

OPINIÓN PERSONAL:
La ley del espejo es una historia que, sin duda, me cautivó con sólo leer su sinopsis y es que, pese a su brevedad en lo que a páginas se refiere, nos prometía una historia de aprendizaje, reflexión y, sobretodo que nos enseñara lecciones de vida que muy bien se pueden aplicar a la vida real. Tras terminarlo, puedo decir que es una historia preciosa, emotiva y, además, me ha aportado muchísimo más de lo que me esperaba, convirtiéndose en un relato que, no sólo no me cansaré de recomendar, sino que considero fundamental leerlo, por lo menos, una vez en la vida.

La ley del espejo, como acabo de comentar, es una historia que se lee en un auténtico suspiro, una obra que esconde entre sus páginas muchísimo más de lo que nos podremos esperar y es que, además, toca temas muy duros de la vida real y, de alguna manera, nos obliga a enfrentarnos a nuestros mayores problemas de una manera que todos y cada uno de los lectores pueden hacer. Creo que este tipo de relatos de autoayuda son esenciales en la vida de cualquier persona, no sólo por el hecho de que nos ayudarán, con sus sabios consejos y enseñanzas, a superar nuestros más profundos secretos, darnos cuenta de como nos sentimos y, lo más importante, ahondar en lo profundo de nuestra alma en busca de la verdad pues, como se suele decir, la verdad nos hará libres y, una vez salga a la luz, como el caso de la joven madre de esta historia, se aliviará una ligera cargad en la vida de la propia persona. Creo que el autor, de manera sumamente sencilla y con gran maestría, crea una historia que bien puede darse en la vida real, dejando a un lado el tema de historia y trasladando al lector a un mundo en el cual éste pueda sentirse identificado. Es increíble, además, la capacidad del autor para introducirse en la mente del lector, desenterrar los más oscuros pensamientos, rencores y demás y hacer que salga a la luz a la par que, poco a poco, leemos la historia. Como he comentado, La ley del espejo es, además, un relato verdaderamente emotivo, desde el primer momento las emociones estarán a flor de piel, las lágrimas pugnarán por salir y nos ofrecerá una historia que tocará el corazón de los lectores, una historia que es tan sumamente preciosa y especial como pocas por lo que, como es de suponer, no me cansará de recomendarla. Es importante destacar, además, que al terminar la historia el autor nos hace varias reflexiones y una guía para que el lector pueda seguir unas pautas y llevar a cabo su propia ley del espejo.

Con respecto a la pluma del autor, tengo que decir que estoy enamorada de su forma de escribir, tan clara y directa pero a la vez sencilla y cercana al lector lo que, sin duda, me han parecido grandísimos puntos a su favor. Además, la elegancia y la profesionalidad se ven reflejados de lleno en la historia y escribe con gran maestría y mucha sabiduría por lo que, no cabe duda, estoy deseando repetir.
El ritmo, a su vez, es sumamente ágil y constante, lo cierto es que se lee de una manera increíblemente dinámica y eso que tiene muchísimos ingredientes en un relato tan sumamente corto.
Como no podía ser menos, la narración está hecha en tercera persona desde el punto de vista de la protagonista lo que, en esta ocasión, le aporta muchísima elegancia a la historia.

La edición, en su interior, es sumamente sencilla y, con respecto a la portada, decir que me tiene enamorada, todas las ediciones de esta edición son muy sencillas pero elegantes, con unos colores preciosos y sumamente cuidadas.

En conclusión, La ley del espejo es una historia preciosa, una obra llena de enseñanza, sentimientos y, sobretodo, posee grandes lecciones de vida que ayudarán a los lectores a enfrentarse a sus verdaderos problemas a la par que disfrutan de la historia de una protagonista verdaderamente increíble. La ley del espejo es, además, una historia cargada de emoción que, junto con la maravillosa pluma del autor, dan lugar a uno de los relatos más bonitos y especiales que he leído.


CASI MÁGICO