miércoles, 3 de mayo de 2017

Reseña El príncipe roto

EL PRÍNCIPE ROTO

Título original: Broken Prince
Autor: Erin Watt
Editorial: Oz
Páginas: 288
Encuadernación: Tapa blanda con solapas
ISBN: 9788416224494
Saga: Los Royal(2/5)
Precio: 17.90 €

Muchas gracias a OZ EDITORIAL por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
Secretos. Traición. Enemigos. El mundo de los Royal se viene abajo.
Reed Royal lo tiene todo: es guapo, está forrado y es popular. Las chicas hacen cola para salir con él, y los chicos sueñan con ser él. Pero a Reed solo le importa su familia… hasta que Ella Harper llega a su vida.
El odio que siente hacia la joven se convertirá en un sentimiento completamente distinto… Reed quiere a Ella. La necesita. Sin embargo, un estúpido error hará que todo su mundo se desmorone.
Ella no quiere estar con Reed. Dice que se destruirán el uno al otro.
Y tal vez tenga razón…
SI REED QUIERE RECUPERAR A SU PRINCESA, TENDRÁ QUE DEMOSTRAR QUE ES DIGNO DE ELLA.


OPINIÓN PERSONAL:
Segundo libro de la fascinante saga Los Royal y lo cierto es que estaba deseando leerlo pues, en mi opinión, La princesa de papel fue uno de los mejores inicios de saga que he leído a lo largo de este año, era una historia impactante, arrolladora y, sobretodo, letal, dentro de otros muchos atributos que hicieron de ella prácticamente una historia insuperable. Además, estaba deseando, no sólo continuar con la serie de libros pues el primero terminó de una manera impactante, sino volver a disfrutar de la pluma de una autora que, desde mi punto de vista, escribe de manera excepcional, delicada pero directa, una mezcla perfecta de ingredientes. Tras terminar El príncipe roto, tengo que decir, sin duda, que me ha dejado sin palabras, cuando pensaba que no podría superar a La princesa de papel la autora nos sorprende y nos ofrece una saga que posee muchísimo más de todo, más de pasión, más de amor pero, sobretodo, muchos más descubrimientos y muchísimo drama por lo que creo que supera, con creces y siendo sorprendente, a su predecesora.

El príncipe roto es una historia que, si bien es cierto que pertenece a una serie de cinco libro, tengo que decir que, en los tres primeros, los protagonistas serán Ella y Reed pero, en los dos últimos, será Easton por lo que, desde mi punto de vista, merece muchísimo la pena continuar con una saga que, una vez terminada una parte, continua con un personaje increíble que ya destaca sobremanera en sus predecesoras o, por lo menos, en las partes que he leído hasta ahora. Ahora bien, El príncipe roto se retoma en un punto importantísimo de la historia, un punto clave de la misma que fue el momento más impactante y confusos de La princesa de papel y, no haciéndose de rogar, pronto se explicará en esta parte que está sucediendo y lo que llevó a eso ante unos capítulos narrados en primera persona desde el punto de vista de Reed, nuestro protagonista masculino por lo que parte de las dudas quedarán disueltas y se instauran nuevas y mucho más confusas preguntas en los lectores que harán que, de alguna manera, la intriga vuelva a esta historia. Pero esta no será la única parte que la posee ya que, desde el primer momento, El príncipe roto irá dándonos información que hará que los misterios estén aseguradas pero, sobretodo, la adicción que se crea una vez que el lector se adentra en la obra será tal que, sin duda, no podremos parar de leerlo hasta terminarlo. Este elemento, por lo que veo, es algo característico en todas las partes de esta saga y, estoy segura, que también ocurrirá en partes posteriores pues esta saga es tan adicta como pocas y, si bien es cierto que no posee ningún elemento original, creo que los que la trama posee están tan bien llevados y la obra tan bien escrita que será suficiente para enamorar al lector. Como en la primera parte, nos encontramos con una historia tremendamente dramática pero, en este caso, a los traumas del pasado le sumamos problemas del presente y esto hace que la historia adquiera un punto aún mucho más serio y, como no, dramático pues, ya en el primer libro y también en este, se tocan temas muy serios, temas muy de actualidad que sinceramente sirven para concienciar a esos lector que se animen a disfrutar de esta historia y, en muchas ocasiones, vivan situaciones parecidas. Por este motivo, creo que, una vez más con El príncipe roto, nos encontramos ante una trama llena de reflexiones y eso hace que adquiera mucha verdad y un grandísimo toque de realidad algo que siempre se agradece una vez que el lector se siente formar parte de la obra. Es cierto que uno de los temas principales que aparecen en la historia será algo relacionado con el colegio y será muy fácil de suponer que es y llegar a ver el sufrimiento de la protagonista pero, también es cierto, que no será el único tema duro que aparezca en la historia y, una vez más a riesgo de repetirme, hace que la historia adquiera un toque aún más real si cabe. Debido a todo esto, no es de extrañar que nos encontremos ante una trama llena de emoción, los sentimientos estarán a flor de piel y tan pronto reiremos como lloraremos pues es de este tipo de obras en la que el lector se siente tan metido en ella y tan identificado que sean situaciones buenas o malas será muy fácil emocionarse y, por tanto, conectar con ella y con los personajes los cuales, por otra parte, no han dejado de sorprenderme. Como es normal, en esta historia, nos encontramos con los mismos personajes que en La princesa de papel y, sin duda, ha vuelto a sorprenderme lo bien creados y caracterizados que están y ese punto atrevido y sexy de muchos de ellos, así como lo bien que la autora se ha puesto en los puntos de vista de cada ellos concediéndoles, además, un toque único. Con respecto a los personajes, Reed y Ella, no quiero entrar mucho en detalles pues creo que debe ser el lector quien los vaya descubriendo pero si tengo que decir que, junto con los secundarios, me han sorprendido aún más por lo muchísimo que han evolucionado y lo maduros que se ven en esta segunda parte con respecto a la primera. Por otro lado, El príncipe roto es una historia tremendamente oscura y, en ocasiones, retorcida, algo que le confiere un toque más original y que hace que los lectores notemos el equilibrio perfecto entre las distintas sensaciones que se nos irán presentando pero esta, sin duda, será la que más se note y no sólo creará un equilibrio perfecto con las demás sino, sobretodo, con la parte amorosa que la autora tan inteligentemente nos regala. Con resto me refiero a que, si bien es cierto que no se nos darán estás situaciones nada más empezar pues hay mucho explicar, también es verdad que, continuamente, veremos demostraciones de amor, y más adelante en la historia, los momentos de pasión y las demostraciones se harán más especiales y continuadas, algo que, desde mi punto de vista, hará las delicias de los lectores de romántica pero, por todo lo que se nos narra en esta obra, creo que es una lectura perfecta para cualquiera amante de la lectura y la autora, Erin Watt, lejos de decepcionar, nos demuestra que cuanto más se adentra en la saga, más increíbles, maravillosas y sorprendentes son sus historias.

Aunque a lo largo de toda la reseña me he referido a Erin Watt como "la autora" tengo que dejar claro que nos encontramos ante una saga escrita a dos manos por la grandísima Elle Kennedy, de la cual he tenido la oportunidad de leer otra saga y me cautivó sin remedio, y Jen Frederick, autora de la que no había leído nada y la verdad es que estoy deseando poder probar su pluma en solitario. Como en el caso de La princesa de papel, las dos autoras escriben de una manera exquisita y excepcional, sobran las palabras que puedan expresar todo lo que me han hecho sentir con una forma de escribir tan perfecta y tan bien compenetrada como pocas y continúa muy en el estilo del primer libro  pero, en este caso, se ve la obra mucho más madura y profesional, algo que hará las delicias de cualquier amante de la buena lectura.  Con una pluma elegante, cuidada y cercana, Erin Watt se cuela en el corazón de los lectores con una manera de escribir tan sumamente emotiva e intensa que nos dejará sin palabras. Además, creo que el aire de sensualidad y peligro que rezuman sus cinco chicos se ve reflejado en toda la historia así como en pluma que se adapta a las distintas situaciones y nos demuestra lo sumamente versátil que es. 
El ritmo, a su vez, es muy ágil y constante, se mantiene así desde el primer momento y la adicción que crea esta historia y la conexión que se forma con el lector hará que no sólo se lea, sino que se devore, y nos encontraremos con un ritmo que, lejos de decaer, no hace sino agilizarse.
La narración, a su vez, está hecha en primera persona desde el punto de vista de Ella y de Reed, los protagonistas principales, otro grandísimo acierto por parte de las autoras pues hace que la conexión del personaje con el lector sea máximo, se comprenda mejor la historia y, a la vez, se viva como si de ella se formara parte.

La edición, en su interior, es sumamente sencilla, sin nada que destacar y, con respecto a la portada, decir que me parece preciosa, muy elegante, cuidada y a la vez con un aire real que, sin duda, representa en gran parte lo que la historia nos cuenta.

En conclusión, El príncipe roto, desde mi punto de vista, supera con creces a su predecesora, La princesa de papel, por regalarnos una historia con unos personajes impresionantes, muchísimo mejor creados y bien caracterizados al igual que los dos protagonistas que, en mi opinión, en este caso evolucionan muchísimo. Con mucho drama, un toque oscuro y retorcido, mucho más sentimiento y temas tan duro como reales, El príncipe roto es una historia maravillosa, una obra perfecta de principio a fin que consolida, con estas dos historias y para mí, la saga Los Royal como una de las mejores que he leído en lo que va de año y, de seguir así, no dudo que sea la favorita de muchos lectores. Con la pluma de unas autoras que es excepcional, preciosa, delicada pero, a la vez llena de emoción y muy directa y un amor que traspasa el papel y nos regalará situaciones tan maravillosas como únicas y especiales, El príncipe roto es una saga para la que sobran las palabras y que, con su final, no sólo nos impactará sino que nos dejará con muchas ganas de continuar con la misma.

SIMPLEMENTE MÁGICO



6 comentarios:

  1. Puede que cuando esten todos publicados les de una oportunidad pero de momento los dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Me alegra que lo hayas disfrutado tanto ^^ Yo todavía no he leído La princesa de papel pero tengo muchísimas ganas de leerlo. ¡Es que tiene una pinta increíble! Y he leído ya tantísimas buenas críticas que estoy completamente segura de que a mí también me va a enganchar tanto como a vosotrxs ^^ Eso sí, reconozco que no me hace mucha gracia que alarguen la trilogía y la conviertan en saga, pero bueno... si me gusta no habrá ningún problema jajaja

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Dolo!
    La leo por encima, pero veo que te ha encantado. ¡Qué ganas le tengo! En serio, a este y a la continuación de Sin igual (Serie Beautiful Idols, de Alyson Noël). Deseandito leerlos.
    Besos alados,
    Lu

    ResponderEliminar
  4. Hola^^
    Estoy esperando a que me llegue para leerlo^^
    Espero que me guste tanto como a ti ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, si que han sido rápidos para publicar esta segunda parte ¿no? Si la primera salió hace dos meses. Yo aún tengo que leer esa primera parte, la verdad. Y si me gusta y me convence, a por esta segunda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Con éste no me animo, pero me alegra que lo hayas disfrutado tanto.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar