domingo, 20 de octubre de 2019

Reseña Thornhill: Orfanato para chicas

THORNHILL: ORFANATO PARA CHICAS

Título Original: Thornhill
Autor: Pam Smy
Editorial: Blackiebooks
Páginas: 554
Encuadernación: Cartoné
ISBN: 9788417552527
Precio: 22.90 €

Muchas gracias a BLACKIEBOOKS por el envío del ejemplar.

SINOPSIS:
«Ella ha vuelto. Del miedo me entran escalofríos, que me recorren la espalda desde la nuca. ¿Y ahora qué hago?»
En Thornhill, un orfanato encantado, el terror puede no venir de los fantasmas, sino de las niñas que duermen a tu lado. Y la amistad, de las que leen tu diario muchos años después...



OPINIÓN PERSONAL:
Thornhill es una historia que estaba deseando leer desde hace mucho tiempo y, sin duda, aprovechando su publicación en España, no he podido encontrar mejor momento. Ahora bien, hay varios motivos por los que estaba deseando leer esta historia, el primero es que, sin duda, con esa sinopsis tan escueta pero directa y escalofriante me conquistó por completo y es que las obras de terror, fantasmas y demás son, sin duda, mi debilidad, las disfruto completamente y siempre estoy en busca de ellas. El segundo motivo es, como siempre digo, estoy deseando probar la pluma de nuevos autores, en este caso, la de Pam Smy y ver que nos ofrecía. Ahora bien, tras terminar Thornhill puedo decir, sin duda, que es una historia IMPRESIONANTE, una obra para la que sobran las palabras, tanto por lo que nos narra como por lo que narra y es que me ha parecido una historia perfecta, sin ningún defecto y, además, el tipo de historia que quieres leer una y otra vez pues reune una sería de ingredientes que, para mí, hacen que sea una historia increíble.

Thornhill es una historia maravillosa por muchos motivos pero, además, es una obra sencilla y muy especial, una historia original que me ha dejado sin palabras. Cuando me refiero a esto es porque, pese a que nos encontramos ante un libro de más de 400 páginas, lo cierto es que se nos narran dos historias paralelas pero que, a la vez, están separadas por el tiempo, una en 1982 y la otra en 2017, tienen en común dos cosas, que ambas se narran en el mismo mes pero una, la primera de 1982 está narrada en forma de diario y la segunda, ahí es donde entra la parte más increíble de la historia, está narrada sólo con ilustraciones pero, cualquiera de ellas será muy fácil de seguir y si prestamos atención encontraremos muchísimas similitudes entre ellas. Si bien es cierto que son dos historias distintas, también es verdad que llega un punto que se entrelazan entre sí de una manera magistral y nos daremos cuenta de la mente de su autor que ha podido unir dos historias de una manera verdaderamente fascinante. Debido a que no puedo, ni quiero, ni debo, centrarme en cada una de las historias por separado porque, sin duda, bien podrían ser una sola, si es cierto que analizaré los elementos que nos encontraremos en la historia, en general, tanto en la de 1982 como en la de 2017 y ya será el propio lector quien se adentre en la misma y vaya descubriendo, poco a poco, lo que oculta Thornhill.
Uno de los elementos por los que estaba deseando leer esta historia, como he comentando al inicio de la reseña, ha sido, sin duda, porque es una historia de terror, pero en ella, nos encontramos con dos clases de terror bien diferenciados pero ambos muy peligrosos y que nos pondrán los pelos como escarpias, un escalofrío recorrerá nuestro cuerpo y nos adentraremos en la historia como si de un personaje más se tratara. Ahora bien, esto nos habla de una historia que es sumamente emotiva y está cargada de sentimientos, sentiremos impotencia, decepción, pena y, por supuesto, mucho miedo entre otros y una historia que logra transmitir tanto siempre nos promete una trama llena de buenos elementos. Retomando, como acabo de comentar, los dos tipos de miedos es que nos encontramos con que Thornhill toca dos temas muy delicados, el primero, el bullying, está tan bien llevado que, sinceramente, en muchas ocasiones las lágrimas pugnarán por salir, y otro elemento es, como no podía ser menos, el mundo paranormal, de tal manera que, por estas dos partes nos encontraremos ante un terror bastante importante. Como no podía ser menos, Thornhill es una obra dramática, se desarrolla, en muchas ocasiones, en un orfanato y eso siempre es terriblemente doloroso pero también se nos presentan otros elementos muy duros como la pérdida de un ser querido, la muerte más bien, o el luchar con problemas personales que nos tocarán el corazón sin remedio. Thornhill, para mí, ha sido una historia terriblemente dura, en muchas ocasiones, pero también muy especial, algo que se agradece muchísimo pues creo, como he dicho, que es de esa clase de obras que permanece en el recuerdo e invita a su lectura una y otra vez. Ahora bien, tengo que decir que, por otra parte, podría decirse que Thornhill es una auténtica aventura pero, a la vez, una historia muy oscura y llena de giros y momentos muy duros que nos partirán el corazón, aún así, creo que posee una trama muy completa con ningún fallo. Con respecto a los personajes, hay dos protagonistas bien definidos, con personalidades muy marcadas y, aunque una sólo la conoceremos por las ilustraciones, es tal el poder de escritura del autor que, para mí, me ha hecho que la conozca en profundidad pese a que no habla ni palabra sólo se nos transmite todo con unas imágenes que realmente son espectaculares.
Con respecto al final tengo que decir que me ha sorprendido, me ha parecido muy duro, como toda la historia, pero a la vez comprensible, creo que deja un regusto agridulce en el lector pero, a la vez, me parece muy acertado y más que perfecto, un auténtica maravilla como toda la historia.

La pluma de la autora, en la parte escrita, es decir, en la parte del diario de una de las protagonistas, me ha parecido exquisita, escribe de manera sencilla, pero a la vez muy inocente y llena de oscuridad, creo que tiene una forma de escribir muy especial y que sabe ponerse, a la perfección, en la piel de quien está narrando, más algo tan personal como puede ser un diario. Su forma de escribir es como si se tratara de la propia protagonista y, por eso, tiene momentos en los que se le nota más infantil y otros más duros y difíciles. En resumen, es una pluma muy versátil que se adapta a las distintas situaciones que vive su protagonista.
El ritmo, por otra parte, es muy ágil y constante, pese a sus casi 500 páginas es un libro que se lee en apenas una hora y esto se debe, como digo, a que la historia está narrada desde dos puntos de vista, uno meramente con imágenes que nos traslada al presente y otra en forma de diario que nos traslada al pasado, de esta manera, mezclándose las historias y una en forma de diálogo, será una historia que si causará miedo y repelús pero también es cierto que la leeremos en un suspiro y que nos quedaremos con ganas de más.
Con respecto a la narración, como he comentando, sólo nos encontramos con la primera persona de un diario escrito por una de las niñas del orfanato Thornhill y la otra narración, obviamente muda pero que dice tanto, viene dada por las ilustraciones de la autora que son verdaderamente bellísimas.

La edición, como no podía ser menos, es una auténtica maravilla, un cartoné enmarca estas páginas en donde las ilustraciones están a la orden del día, ilustraciones en blanco y negro que le dan un toque elegante a la historia pero que, a la vez, logran transmitir tantísimo y es que son tan especiales y preciosas que, para mí, ha hecho que sea una de las partes más bonitas y especiales de todo el libro. No entraré más en detalles ni mostraré ninguna ilustración en esta reseña pues debe ser el propio lector quien se maraville con ellas y, por supuesto, quien, poco a poco, vaya descubriéndolas.

En conclusión, Thornhill es una historia IMPRESIONANTE, una obra sumamente original en la que nos encontraremos dos historias separadas por el tiempo pero con mucho en común, una narrada en forma de diario y la otra con ilustraciones que serán exquisita, elegantes pero a la vez oscuras y harán que sigamos la historia a la perfección. Con muchísimo drama, problemas muy de actualidad que nos tocarán el corazón, mucho terror y miedo dado por estos problemas a la par que otros paranormales, personajes bien creados y caracterizados que, pese a no hablar demasiado, lo cierto es que conectaremos con ellos muy fácilmente, la pluma de una autora que es elegante, profesional y oscura pero a la vez muy versátil y un final agridulce, Thornhill es una historia maravillosamente oscura, una obra perfecta que nos hará emocionarnos y con la cual tendremos los sentimientos a flor de piel y, en muchas ocasiones, el miedo recorrerá nuestro cuerpo, lo que nos habla de una historia que, para mí, ha sido perfecta, original, a riesgo de repetirme, y profundamente fascinante.

SIMPLEMENTE MÁGICA


4 comentarios:

  1. Hola! No conocía el libro pero su argumento no termina de atraerme así que esta vez lo voy a dejar pasar. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!

    Parece chulísimo! No sabía de su existencia pero me llama muchísimo la atención =D Nunca le digo que no a los temas paranormales, y me llama la atención que una parte esté narrada en forma de diario =) Espero poder hacerme con él pronto =)

    Muchos besitos corazón! =D

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena pinta tiene! Espero leerlo pronto y disfrutarlo mucho.

    Besos :***

    ResponderEliminar
  4. He leído otra crónica de este libro hoy. Eso de los orfanatos.. me gusta. Me lo anoto. Besos

    ResponderEliminar